Ser de izquierdas

Los que se dicen de izquierdas pero no votan a la izquierda, porque ellos están más a la izquierda. Eso sí, creen que intentar hacerse rico es legítimo. Vociferan contra la izquierda cuando gobierna, pero luego no se quejan de la derecha, mientras ellos conserven su estatus. Declaman que habría que hacer la revolución. Pero mientras la hagan otros. Y no les importaría hacer desaparecer de la tierra a todos aquellos que no piensan como ellos, sean padres, madres o hijos, decentes o pacientes.
Para mi, ser de izquierdas es ante todo, ser humano. El mundo está y estará en manos de China, Rusia, EEUU, Emiratos Arabes... Vosotros (nosotros) sois solo peones. Si alguien me llama a matar, no le seguiré si no es obligado. Que vaya él.
La idea de acabar con el contrario es fascista. Y da igual la bandera que enarboles. Te puedes llamar a ti mismo revolucionario, que solo serás un asesino.
Hoy en día andamos a vueltas con este feminismo de iglesia que estamos viviendo, donde mujer y perfección se igualan. Y yo locritico porque creo en otro feminismo, más de derechos, menos de dogmas. Pues ya soy un fascista, un machista o vaya vd.a saber. Pues quien me lo llama solo demuestra incultura. Y lo malo es que esto es mi pais. Un montón de gente sensata callada y una colección de incultos con carrera, dándoselas de enterados. Cuando alguien te pone su tíulo por delante de sus ideas, malo. Sí. Ya sé que no tengo carrera. Mala gestión. En aquellos tiempos un hijo de obrero podía ira la Universidad. No estaba Aznar aún. Pero eso no invalida el razonamiento.

Comentarios

Entradas populares de este blog

No se cómo decirlo

"Brindis" de Rafael González Castell(1885-1965)

Buenos dias