Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2013

La rigidez de la bondad

Mi primerea infancia pasó entre algodones. Después me educaron en la rigidez de la bondad. Hay que ser bueno. No hay que ser malo. Y eso fué lo que yo transmití a mis hijos (o lo intenté). Pero ahora me doy cuenta del error, de la estafa. No hay que ser bueno, hay que ser humano. Y eso incluye admitir que a veces no hacemos el bien. Que no existe el pecado, sino el error. Que ser bueno es lo mejor para ser feliz, pero que todos damos un paso para atrás de vez en cuando y eso sirve para darnos cuenta de lo contraproducente que es hacer las cosas mal.

Soy egoista, soy miedoso, soy envidioso, soy soberbio, soy presumido...soy humano. Y si no fuera así nu podría entender al resto de los humanos. Porque quizá los intransigentes lo sean tanto porque no admiten que ellos también son así. Y van todo el día peleando con todo el mundo. Yo procuro cada día entender más a los demás y enfadarme menos con ellos. Ya he dico que a mí me educaron en la rigidez de la bondad.

La rigidez de la bondad no …

Aunque te creas bueno, eso no basta.

Da igual lo bueno que te sientas, si eres un coñazo, te quedarás solo.

A veces queremos ver la vida como que todo nos va a ir bien y cuando se rompe la presa nos empeñamos en no echar a correr. Queremos sentirnos estupendos porque no podemos soportar sentirnos culpables.

Dicen que somos tres personas: la que nosotros nos creemos, la que ven los demás y la que somos en realidad. Creo que lo difícil es sacar esta última. La externa para mí es como la coraza o el disfraz, para defendernos o para vendernos a los demás.

Vivimos la vida luchando por mostrar buena presencia, pero para unos esto consiste en ir de corderos mansos y para otros en ir de ejecutivos agresivos.

La interna en cambio, parece que depende mucho de cómo nos han hecho sentirnos de niños, es nuestro auto-rechazo si nos han machacado, o nuestra auto-excusa, si no han puesto freno a nuestros caprichos infantiles.

Pero a veces, el daño que recibimos no es el directo: un padre o una madre autoritarios con nosotros. A veces es…

Rajoy se fotografia con los sindicatos

Imagen
Rubalcaba dice que no se esperaba que Alemania se posicionase en el mismo lado que los socialistas, pero mal compañera de viaje es Alemania para los españoles, porque ya sabemos quien pagará la juerga.

Y Rajoy se hace la foto con los sindicatos; lo cual, después de haber pedido Alemania la rebaja de las pensiones, sólo me parece que quiere decir que va a hacerlo. Porque Rajoy no sabe pactar, sólo sabe pedir que le apoyen. En este caso sólo quiere que los sindicatos acepten en el pacto de Toledo el palo que va a dar a las pensiones. Por eso la patronal no ha dicho nada. A ellos eso les da igual, ni entran ni salen en el tema de pensiones.