jueves, 26 de mayo de 2011

¿Hemos despertado?

Yo creo que el ser humano, en general, no cambia. Sólo se extingue una generación con sus virtudes y defectos y, si no se transmiten, estos desaparecen. Quizá los cambios vienen por la sociedad que nos rodea y que nosotros vamos inventando.


Así, grados mayores de libertad hacen gente más abierta y menos cultura da lugar a menor conciencia de la responsabilidad. Y eso es lo que estaba creando nuestra sociedad. Hasta que vino la crisis. Los padres han dejado de relajarse y ven el futuro de sus hijos algo más negro. Esto ha vuelto las conciencias del revés.

Y los jóvenes han dejado un momento a un lado su infantil juventud y han tomado conciencia de la realidad; del mundo en que viven. Esto va a cambiar su forma de entender todo.

Han surgido partidos de extrema derecha, como pasó antes de la Segunda Guerra Mundial. Y supongo que por los mismos motivos. La falta de trabajo. El extranjero que antes hacía lo que nosotros no queríamos hacer, ahora sirve para que descarguemos nuestra frustración. Quizá ahora estemos mejor preparados que en el siglo pasado para evitar caer en esta demagogia.

Ahora hemos de tomar conciencia del camino a seguir. Y el primero es no dormirnos de nuevo. Las asambleas que empiezan a surgir por toda España deben conformar un nuevo rumbo en nuestra sociedad. Huyendo de ideologías y de partidismos, hemos de retomar el diálogo y la discusión como fuente de soluciones a nuestros problemas.

Los políticos actuales deben mantener el sistema mientras llegan nuevos políticos con visiones más abiertas. Después desaparecerán. Pero no nos olvidemos que para ser político no basta con tener ideas; hay que saber exponerlas y hay que saber escuchar las contrarias.

Una de las cosas que ha dejado claras el movimiento 15M es que no es un movimiento anti-sistema, sino de renovación del sistema.

No hay comentarios: