Diversidad

Las personas que formamos la sociedad podemos asemejarnos a las piez de un motor. Todas distintas, todas necesarias. Las ha pequeñas, las hay grandes. Las hay estáticas y las hay dinámicas. Por eso no entiendo esa mania de los movimientos totalitarios de hacernos todos iguales. Es un artista menos importante que un ingeniero. Creo que precisamente ahora se demuestra que no. El ser humano, tan encerrado como está en estosdías, se enfrenta a su propio ser y ahi es donde entra el arte y su búsqueda constante de respuestas. El arte no responde a cómo está formado el Uniderso, pero sí a cómo vivir la realidad de la vida. Es u contable menos necesario que un epidemiólogo. No. Cada uno aporta algo distinto e igual de valioso. Procuremos darnos cuenta de ello.

Comentarios

Entradas populares de este blog

"Brindis" de Rafael González Castell(1885-1965)

No se cómo decirlo

Buenos dias