jueves, 27 de noviembre de 2008

Sueño

Negros nubarrones se ciernen sobre nosotros. El mundo va a cambiar, pero no porque se haya profetizado, sino porque la gente que desea un cambio cree que ha llegado el momento de empujar para que se produzca.

Es cierto que la crisis existe (crisis igual a cambio, no lo olvidemos), pero todo podría quedar en apaños para seguir adelante. Pero la gente no lo quiere. Bush y Aznar han sido el paso atrás que había que dar para tomar impulso. Han sido el tensar la cuerda para ver que por ahí no se llegaría a ningún lado.

Este es el momento de las encrucijadas. Se habla de que el mundo se acaba en el 2012. Se habla de que el Acelerador de Partículas creará un agujero negro que se tragará todo. Pero también se habla de que la dependencia del petroleo debe acabar.

Europa se está haciendo fuerte, pero India y China también. Y Sudamérica también. Veo a Africa como un jardín abandonado, esperando un concurso de jardinería que lo arregle.

Veo los coches de energías limpias. Sincéramente, creo que hay métodos fáciles tipo tranvía. Coches que te permitan moverte por la ciudad pero bajo control.

Veo escuelas por todas partes. Veo el nuevo maná desplegándose por todas las partes pobres del mundo.

Veo a las mujeres de Africa teniendo pocos hijos porque saben que ya no se les van a morir. Y a los enfermos de sida les veo llevando su vida adelante.

Pero ahora tengo que ponerme las gafas para ver la realidad... aunque no sé cuál.

2 comentarios:

Julia Ardón dijo...

Sobre la profecía del 2012, viene de la cosmogonia maya, y no es más que el fin de un ciclo de oscuridad...que si te das cuenta coincide, el fin de la dualidad...el reinicio de lo femenino como olvidado en los últimos 5000 y pico de años, que es el tiempo en que estos ciclos duraban para ellos.
Cada vez siento más que tienen razón y que si estamos a las puertas de un nuevo alumbramiento, que como todo parto tiene sangre, sudor, lágrimas y dolor, pero mucha mucha luz al final del túnel.

Camilo dijo...

Eso, eso; tú méteme el miedo en el cuerpo. Es que como os justa asustar. Ahora me paso por tu blog