lunes, 27 de julio de 2015

Las comparaciones son odiosas

No hago más que oír comentarios vituperando a Felipe Gonzalez y computándolo con la gente (por no utilizar derivados) del PP. No voy a entrar en el Felipe Gonzalez actual, que si suelta lindezas por su boca o se mete en un consejo de administración de una gran empresa. Está claro que está mal para un socialista y punto. Por cierto, es curioso que mientras Aznar no se metió corriendo al consejo de administración de la competencia, nadie se quejó de Felipe. Eso se llama el ventilador. En fin...
El caso es que quiero reivindicar al Felipe Gonzalez que al modo Tsipras, negoció con Europa la entrada de España en un toma y daca para poder evitar que siguiera habiendo golpes de estado en este país, para que dejáramos de ser catetos, para que nuestros hijos tuvieran la oportunidad de ir a la universidad, para que todos los trabajadores tuvieran pensión, para que todos, incluidos los militares, machacados por Franco, tuvieran una sanidad digna. 
No digo que los socialistas lo hagan bien. No. Lo que digo es que fue el Sr,Aznar el que, en vez de tomar el relevo y, según sus propias palabras, traer la limpieza a la política, fue el señor Aznar, repito, el que desmanteló lo bueno hecho por Felipe, aumentó sus errores y nos llevó a donde estamos.
A Felipe le acosaron con los Gal y con el descontrol del gasto de Interior. Ahora me río de aquello. Pero lograron acabar con lo poco de socialismo que quedaba en los socialistas. 
Ahora es el tiempo de un nuevo socialismo, tal vez liderado por Pablo Iglesias, pero nunca, repito nunca identifiquemos a Felipe Gonzalez con ninguno de esos sinvergüenzas que llevan casi veinte años campando por este nuestro pais.

No hay comentarios: