viernes, 5 de diciembre de 2008

¡Más madera! - Las tareas de la nueva era (I)

¡Qué bien lo pasamos en el año 2000!. Todos los informáticos del mundo dedicados a transformar las rutinas de control de fechas para que no se montase el pollo cuando los dígitos saltasen al "01". ¡La cantidad de dinero que se puso en el empeño! Fue una gesta de la informática.
Y yo me pregunto. Si fuimos capaces de unirnos para eso, ¿no podríamos hacerlo igual para otras causas?
Hay objetivos que se podrían cumplir si todos dedicasemos un minuto a apoyarlos. Pero es importante que sean objetivos a corto plazo, que sumados den un objetivo a largo plazo (al final digo cuáles son mis dos objetivos a largo plazo). Por ejemplo: acabar con el uso de las bolsas de plástico, comprar envases de supervivencia para los niños del tercer mundo. Escolarizar a los niños de todos los paises...
Me gusta soñar. Creo que sería bueno que la coordinación de todas esas pequeñas ONGs fuera mejor. Que hubiera en cada pais una ONG de médicos, una de cuidadores de niños, otra de minicréditos , etc. Y la ONU protegiéndoles.
Las dos dificultades reales que yo veo son: la pasividad de tantos seres humanos y la ambición de las multinacionales, que justifican todo en pro del bien del resto de la humanidad: Liberia, Sierra Leona, el Congo.
Estoy seguro que lo que yo sueño ya lo han soñado otros. Es más, que existen departamentos encargados de ello. Pero son oscuros, solitarios, de gente aislada, trabajadores incansables y sin expectativas de futuro.
¿Podría alguien sacarles de ese rincon y ponerles en un lugar bien visible?
En tiempos de guerra hay departamentos imprescindibles, que desaparecen una vez acabada esa guerra. Pues estamos en guerra contra el hambre y contra el destroce del medio ambiente.
¡Más madera! ¡Esto es la guerra!
(continuará)

No hay comentarios: