lunes, 7 de junio de 2010

Que dice mi mujer que al europarlamento han ido todos los inútiles y los cesantes.

Aznar decía: "¡¡¡España va bién!!!" Y es que aquí a la gente le encanta que le cuenten que todo va bién, aunque vaya fatal. Pero la gente dijo "ah, pues si va tan bien, yo quiero vivir mejor". Y se lanzaron a endeudarse hasta las cejas, eso sí, a 40 años vista. Y claro, para pagar eso había que hacer trampas, así que empezaron a buscar mano de obra barata, inmigrantes. Y el señor Aznar miraba para otro lado.

Y aquello se hinchó y se hinchó y se hinchoooo... Hasta que la burbuja inmobiliaria explotó.

Pero esa burbujita -ya sabemos- no sólo estaba en España. EEUU también la tenía, pero a su estilo, a lo bestia, manchando de mierda tooodos los mercados y tooodos los bancos del mundo mundial (allí se hace todo a lo grande).

Y es esto llegó Zapatero (Aznar, que ya veía lo que se avecinaba, se había quitado de en medio: ahí os dejo eso), por culpa -o aposta visto lo visto- de las mentiras del PP de última hora. Aquello pareció la carrera de los 100 metros lisos para llegar a la oposición.

Y luego a darle caña a ZP con lo de ETA para que no pudiera darse cuenta de lo que se le venía encima. Y mientras, otros ciegos (sus contrincantes dentro del partido) tampoco veían lo que se avecinaba. (¿Alguien lo entiende?)

El caso es que ZP (lo supiera o no lo supiera) dijo que esto era una tormentilla y que lo superaríamos. Pero no sabía con quién se jugaba los cuartos. Toda la derecha europea contra tres o cuatro paises de izquierdas: Irlanda, Grecia, Portugal y España. ¡Y todo porque nos negamos a aprobar la semana de 65 horas!

Y los inmigrantes se han tenido que ir. Y nuestro sueño de ser un pais de primera, al garete. Y otra vez te ves haciendo la vendimia...

Y ahora dice Europa que se va a poner serio con los paises que tengan gran déficit. ¡Pero si ese déficit ha sido provocado por el agujero privado! Lo que hay que castigar es el excesivo endeudamiento de los particulares y a los bancos que lo promueven.

¿De qué vale controlar los presupuestos de un pais, si el problema no está en el estado? Respuesta: para maniatar al estado; para que si alguien quiere ir al médico, se lo tenga que pagar; para que si alguien quiere llevar a su hijo a la escuela, se lo tenga que pagar; para que si alguien quiere un servicio público, se lo tenga que pagar. Para que se enriquezcan los grandes capitales a costa de que los demás seamos cada día más pobres. ¡Ay, Dios! -que diría aquel-.

Y es que, como dice mi mujer, los partidos han enviado al europarlamento a todos los inútiles y los cesantes.

Sueño con una revolución pacífica, en la que la gente cada día mueve menos dinero y más favores interpersonas. Yo te pinto y tu me arreglas el coche. O yo te coloco esa cerradura y tú me coses el bolsillo roto. Como una democracia dentro de la democracia. Una revolución silenciosa en la que cambiar de movil, tele, ordenador, etc cada poco, se acabase. En fin, que todos los que no creen en el capitalismo se unieran para vivir bajo él pero libres. Libres del "qué diran". Libres del "qué esperan de mí". Libres para salir del trabajo a la hora en punto sin sentirse malos compañeros de esos que viven atados a su miedo.

No hay comentarios: