sábado, 23 de septiembre de 2017

Entiendo pero no estoy de acuerdo

Entiendo a los catalanes, pero no estoy de acuerdo con ellos. 
Pero ¿en qué no estoy de acuerdo?. Bueno. No estoy de acuerdo en que se vayan de España cuando España va mal. Cuando se les da dinero, les parece bien. Pero si no se les da todo lo que piden, rompen la baraja. 
Pues cuidado, porque si abren la puerta al separatismo, lo van a tener dentro de ellos también. Y entonces que no vengan con que declaremos zona catastrófica.
Les recuerdo que si la Comunidad de Madrid aporta más que Cataluña a las arcas del Estado, quiere decir que cuando la famosa riada del camping aquel que alguien recordará, Madrid puso pasta para ayudar. Que cuando la presa do Tous, Madrid puso más pasta que ellos, etc.
La solidaridad no es una cualidad muy catalana, a lo que se ve. España necesita a Cataluña, por su modernidad, por su empeño. Pero Cataluña también necesita a España.
Que cuatro sinverguenzas estén metiéndonos en este lio (nacionalistas catalanes y españoles), no quiere decir que haya que tirarse los trastos.
¿Qué quieren los catalanes? ¿Liberarse? ¿Liberarse de qué? La semana trágica la hicieron los empresarios catalanes, no los españoles. El diablo no conoce de fronteras. 
Pero la izquierda de verdad tampoco. No creemos más fronteras. 
Si. El PP tiene la culpa de todo lo malo que vive España. Burbuja inmobiliaria, encarecimiento de la vida, robo a mansalva, precariedad laboral. Por eso los obreros -sí. obreros con y sin corbata- y los estudiantes y los jubilados debemos echarles. El montaje de Cataluña es entre ellos (Ciu y PP). No les sigamos el juego. Que nadie salga a la calle. Que nadie vaya a votar. Que el dia 2 haya una manifestación masiva en toda España a favor de un referendum pactado. Eso me gustaría a mí.
Estos independentistas son nacionalistas. ¡La nación catalana!

No hay comentarios: