jueves, 29 de septiembre de 2016

Si yo fuera Pedro, dimitiría.

Si yo fuera Pedro Sanchez, dimitiría. Esto nos va conduciendo al hundimiento del PSOE, como ha pasado en Francia. Porque tras la division que se prevée en caso contrario, nos esperan años sin PSOE. Y así pierde siempre la izquierda. Dividiéndose. Tendriamos IU, Podemos, PSOE y PSOE renovado.

Mientras, en la derecha, se van a deshacer de Ciudadanos en cuanto vean que ya no hace falta. El PP ha sobrevivido perfectamente a su corrupción. Diría yo que atrayendo al lado oscuro a esa gente que se cree que ser de izquierdas solo consiste en dejar migajas a los pobres. Felipe y con el toda una caterva de hijos del franquismo con carnet socialista, no quieren una renovacion por la izquierda. No quieren que Podemos se los coma, porque eso implicaría perder sus privilegios. Los rebeldes de los 70 son ahora los franquistas del 2016.


Susana, llegada a la federación andaluza en un intento de "feminizar" la política, ha optado por el camino fácil: dar un golpe de estado dentro del partido. ¡¡Toma feminizacion!! Me recuerda a la collares si la hubieran dejado mandar. A ella lo que le importa es mandar, mandar y mandar. ¡Qué bien de Andalucía ni bien de Andalucía! Ella es el bien de Andalucía...y de España como ya se verá. Allí, pegadita a su poltrona gracias a Ciudadanos, la derecha neoliberal de este pais (el PP es la derecha Franquista). 


Además y para terminar. En el PSOE post franquista nunca ha habido democracia interna. Solo hay que recordar el caso Borrell. Lo eligieron las bases y el comite se lo cargó porque no le gustaba a Felipe. Y ahora, el mismo numerito se les ha ido de  las manos. Susana pensó que podria manejar a Sanchez pero el niño le ha salido díscolo. Y es que cuando la pareja no te obedece...


Si yo fuera Pedro, dimitiría. O no. A lo mejor este PSOE se debe hundir con sus dirigentes casposos para que nazca otra izquierda mejor. 

Y lo del miedo al independentismo es otra patraña. Los catalanes no se quieren ir. Lo que quieren es el concierto vasco. Que tontos no son.