viernes, 26 de febrero de 2016

Locales para poetas y cantautores

Yo soy un aficionado a componer canciones con ínfulas de cantautor. Un día me acerqué a Libertad8 para mostrar mis saberes. Y conocí la verdadera magia de los cantautores, su multiplicidad de estilos, de maestrías y de lenguajes.

Antiguamente los cantautores eran seres muy profundos, politizados y comprometidos con el cambio que precisaba este pais. Eso ha cambiado. Por supuesto que siguen siendo concienciados y politizados, pero de otra manera. Hoy hay alegría en los micros abiertos. La Mandrágora abrió una brecha en aquel velo de tristeza. La ironía, el buen humor e incluso la locura sana, acompañan a las formas de siempre.

Un micro abierto en Libertad8, El Colmo, La Fídula o el Calvario, entre otras muchas, es un colage de estilos y sentires. Tú eliges el que te gusta más, le pides su dirección de internet, o le pides un disco o libro casi siempre autoeditados, que venden a precio módico.
Y, aunque parezca mentira, cada local tiene su idiosincrasia propia; su aire, sus habituales, su forma de llevar el micro. Todos los locales son distintos pero tienen su algo en común: el amor por la

música.

Este año el local de Libertad8 cumple cuarenta años de existencia. Y su micro abierto cinco.

Por supuesto que el micro abierto no es el único evento de estos locales. Hay conciertos, recitales, presentaciones de libros, música clásica y otras "performances". (Como Radio Persona, evento especialmente rico en La Fídula los lunes por la noche).
Toda esta maravilla está en peligro. La normativa contra el ruido está poniendo en cuestión a estas salas. Y ante esta situación, hay que buscar soluciones. No es comprensible que los bares de música en directo sin gran volumen tengan tantos problemas.

Espero que entre todos encontremos la forma de arreglar esto...Si hubiera una espuma que absorbiera las vibraciones de la música...


No hay comentarios: