viernes, 20 de diciembre de 2013

Voto resentido

Yo, ideológicamente hablando, me considero anarquista. No, los de las bombas, no, los otros. Creo en la sociedad, en la asamblea y en la educación. (aparte del amor libre y esas cosas) .


Pero también intento poner los pies en la tierra y por eso voto y voto a la izquierda, casi siempre al PSOE, pero no solo.

Pero nunca voto resentido. "Me han traicionado" y todo eso me parecen infantilismos, más propio del borreguismo que la condición de ciudadano. Recuerdo a un jefe que yo tenía, que parecía un colega, bueno, parecía mi padre, hasta que me dió la patada porque le convenía. Entonces me dí cuenta de que uno está solo como individuo. Puede hacer cosas con los demás, pero no puede depender de nadie, porque al final todo el mundo te acaba defraudando. Y no porque sean mejores o peores; simplemente no son una extensión de tu cerebro.

Así que yo voto porque lo creo conveniente y necesario. Algo de ceguera siempre hay, pero si el PSOE quiere que le vote en las proximas elecciones tiene que hacer algo que merezca la pena.

Por cierto, recuerdo que ZP nunca tuvo mayoría. En la primera legislatura gobernó gracias a IU y en la segun bandeo como pudo con CIU y PNV básicamente, así que lo unico que se le puede reprochar es que no dimitiera, porque era lo único que podía decidir. Ya hubiera él haber gozado de la mayoría absoluta del PPP.

Renovarse o morir

Reconozco que soy simplista, quizá sea deformación profesional. Pero el caso es que miro el panorama político español y veo a cada partido en su postura. El PP siguiendo las directrices "neocon", privatizando todo, absolutamente todo. El PSOE buscándose a sí mismo, entre el miedo a perder votos de un lado o perderlos de otro, intentando nadar y guardar la ropa. Los nacionalistas a lo suyo, intentando gobernar en sus feudos (nunca mejor utilizado el término medieval, como ellos) arañando de PP y de PSOE, mientras el PP no les de un zarpazo de los suyos. IU conel marchamo de puro, nadando a favor de la corriente, sabiendo que nunca gobernará. UPyD lo considero un partido de transición, sin plan de futuro, como lo fué el CDS. Morirá cuando Rosa Diez se canse de pegarse contra el muro de la urnas. Y no hay más. Mientras los españoles no empiecen a implicarse de verdad políticamente, crear partidos del siglo XXI y votarles... seguiremos con lo que hay. Y ahora me voy a centrar en el PSOE, porque son los que más me interesan. Mientras no se aclaren de verdad, mientras no dejen de ser el hermano bueno del PP, no podrán avanzar. Zapatero ganó las elecciones porque se fué a la calle con la gente. Pero Rubalcaba no se ve en la calle, luego... Pero claro, luego llegas a gobernar y ¿qué haces? ¿Lo mismo de siempre? Ahí es donde el PSOE ha de hacer limpieza de programa. Debe prometer y cumplir (no como el PP) quitar los privilegios de la clase política. No todos, porque solo si todos los españoles se comprometieran a ejercer algún cargo político digamos un año en su vida, los políticos no serían tan imprescindibles. Y el PSOE no se tiene que avergonzarse de nada. Ha sufrido la violencia del fascismo y la violencia del terrorismo. Está mucho más legitimado que el PP para representarnos. Y sí. Quiero más Europa. Un amigo me decía ayer, que deroguemos la constitución y nos rijamos por el parlamento europeo. Creo que mejor nos iría. El PSOE se ha equivocado, es verdad, y debe corregir. Pero ojo; el PP nunca se equivoca, porque su objetivo no es gobernar para el bien del país; es recuperar lo que han perdido con la transición, su coto, España. No nos confundamos.

jueves, 5 de diciembre de 2013

¿Por qué se cae el cojo?

Hay un argumento según el cual aquel hombre que se suicida porque su mujer se queda con los niños y la casa sin dejarle un resquicio a la esperanza de tener una familia, se suicida porque era un suicida en potencia, un enfermo. Vale, pues si eso es así, un cojo que se cae porque alguien le empuja tambien se cae porque es cojo y no porque le empujen. ¿No? 

Pues no. Si el hecho de que sea cojo no exime de la culpa del que le empuja, el hecho de que un hombre se suicide porque le hacen la vida imposible con toda intención, es de la que, carente de todo sentimiento de humanidad, deja a ese hombre sin sus hijos. 

Llega un momento en que una de los miembros de la pareja deja de tener deseos. Ya tiene lo que su impulso natural le pedía, que eran los hijos. Y descubre que no ama a la otra persona. Y decide que se quiere separar. Hasta ahí todo normal. 

Pero decide unilateralmente, que la casa es suya, porque para eso la ha arreglado, colocado y puesto a su gusto (se ha apropiado de ella). Y decide que los hijos son suyos, porque para eso los ha parido. Entonces comienza el proceso de separación.

Y llega el juez y le da todo y deja al marido en la ruina. A veces el marido, debido a la depresión, pierde el trabajo y a veces la vida. A veces acaba en la calle, empujando un carrito con cosas y durmiendo bajo un puente (y no exagero).

Y no voy a hablar de esa mujer que encima le acusa de malos tratos para sacar tajada, no vaya a ser que me acusen de insensible. Realmente yo creo que la insensible es esa mujer que, amparándose en una lacra social como es el maltrato al débil, sea niño o mujer, aprovecha para obtener lo que quiere.

Y ahora estamos aquí con la peor ley de ZP, porque está hecha en base a los titulares y no en base a la justicia, según la cual una mujer puede maltratar a un hombre pero un hombre no puede insultar a una mujer.

Pero aún hay más. Ahora vienen los otros y para "arreglarlo" quieren forzar la custodia compartida, que es como decir "ahora os fastidiáis todos": el padre, la madre y los hijos; bueno, y los abuelos. Ahora todos a buscarse las vueltas para que los niños estén con el padre o la madre, aunque no sean los adecuados, la mitad del tiempo. O sea, que separarse sí, pero a vivir cerca para que los niños vayan de una casa a la otra. Y si uno se ha quedado pobre y el otro rico, pues a joderse. Es como que paguen por el pecado de haberse separado.

En vez de forzar en las separaciones al apoyo de un asistente social..(ah, que no hay dinero para asuntos sociales...ya). Pues así seguirá habiendo suicidios, asesinatos, hijos rotos, etc. Mientras no se vaya a la raíz del problema, en vez de ir después a los entierros y llenar las cárceles, no habrá solución.

Y como dicen que dijo La Codorniz: Violín es a violón como cojín es a X, y nos importa tres X que nos cierren la edición. Ya sabéis lo que quiero decir.

viernes, 22 de noviembre de 2013

El gobierno post-recortes

Parece que todos los partidos políticos del Parlamento -menos el PP, claro- están preparándose para el post-gobierno-del-PP: están decidiendo entre todos qué leyes van a derogar cuando el PP pierda la mayoría. Esto es lo que trae gobernar contra todos.

Pero el PP no está quieto. Se está haciendo con los poderes judiciales (el Supremo, el Constitucional...) pensando en cuando -muy probablemente- pierda las próximas elecciones. Porque ya sabemos lo que hace el PP en la oposición: llevar todas las leyes al Constitucional. Saben que es mejor que hacer la ley (que te obliga a trabajar y eso se les da mal), es tener al juez que debe aplicarla.

Ahí es donde hay que meter la mano: en la judicatura. Mientras no entre la democracia en lo que algunos llaman "la caverna" (franquista), no se podrán salvar las leyes progresistas que se aprueben.

Ya sé que hay que acabar con el paro, pero entre estar parado y convertirse en esclavo mucho elegirían lo primero. Así que ojo con cómo salimos de la crisis.

Yo lo pido desde aquí: al PSOE le pido que se haga fuerte, que ZP fue el resultado de un PSOE desgastado tras gobernar 14 años. Ahora ya tienen nueva gente luchadora. Que la usen.

Y a la gente socialdemócrata, que vote, que vote al PSOE, que necesitamos un PSOE gobernando en mayoría (no absoluta, claro). Pero es que el PP ha conseguido 2 veces mayoría absoluta y en una legislatura se cepilla así todo lo que ha costado mucho construir.

¿Alguien se fija en que la guardia civil ya no entra en los ayuntamientos buscando papeles de corrupción? ¿Creen que es porque ya no la hay o porque ahora manda el PP? ZP no hizo la corrupción, sólo la destapó. Pero lo fácil es matar al mensajero. Las últimas votaciones en Valencia lo demostraron: votaron a los sinvergüenzas, pensando que así la mierda no saldría. Y ahora les inunda.

Por cierto: el PP ya se ha cargado a los investigadores mejores de la policía que investigaban corruptelas; ahora se cargan a los inspectores de hacienda que atacan a las grandes empresas. Al que me diga a mí que PP y PSOE son lo mismo le digo: pero el PSOE tiene vergüenza y corrige. Vosotros seguid votando al post-franquismo o quedaos en casa sin votar. Ya sabéis el resultado.


sábado, 24 de agosto de 2013

Segunda transición.

Fui muy feliz cuando llegó la transición y empezamos por fin a ser ciudadanos y no meros obedientes de la dictadura. Entonces hubo que hacer concesiones, ajustes y apaños. Estuvo bien. Pero ahora necesitamos una segunda transición. Necesitamos que los menores de cuarenta vuelvan a empujar esta democracia hacia adelante y acaben con las prebendas, por un lado, y el descontrol por otro, de este país. Esta sería la mejor herencia de esta crisis.

Necesitamos de una vez por todas una derecha comprometida con el futuro de este país y no con el de sus bolsillos, una izquierda con ilusión de cambiar las cosas en vez de conformarse con recuperar lo que perdió en la guerra. Unos sindicatos que aglutinen al noventa por cien de los trabajadores; unos trabajadores que obliguen a sus sindicatos. Unos políticos que den buen y no mal ejemplo a los ciudadanos. Unos empresarios que en vez de actuar como tenderos (de aquellos que ponían el dedo en la báscula para engañar al peso), se sientan el motor del país. 

Somos lo que hacemos. Así que creo que si hacemos las cosas correctamente, nos irá mejor a todos.

jueves, 8 de agosto de 2013

Harto ya de estar harto

Harto ya de estar harto / ya me cansé / de preguntarle al mundo por qué y por qué.
(J.M.Serrat)
Muchas veces le he dado vueltas y vueltas, buscando un culpable, una razón para mis males; pero de tantos culpables que encuentro, no consigo aclararme y al final he decidido que el unico culpable de las cosas que no me gustan de mi soy yo mismo que las consiento y no quien las puso ahi. Asi que, parafraseando al señor Einstain, si quieres que algo cambien en tu vida, empieza por cambiar lo que haces cada dia, hasta averiguar lo que te gusta y donde mejor te encuentras. A veces los cambios pueden ser pequeños, pero su alcance puede ser fundamental.

sábado, 8 de junio de 2013

Nos quieren dejar huerfanos

Los sinvergüenzas dicen que cuanto menos paguemos mejor, porque así cada uno decide en que invertir su dinero. Ellos sí que están seguros de su inversión, sin duda. Los tontos se lo creen y dicen que por qué tienen ellos que pagar lo que gastan otros. No saben que si les dejaran solos lo perderían todo, porque no saber administrar ni su vida ni su hacienda. Nos quieren dejar huerfanos, sin Estado.

El Estado se creó como garante, como fiel de la balanza entre dias buenos y malos, entre ricos y pobres, dando por hecho que si los ricos son muy ricos y los pobres muy pobres, eso sólo lleva a la pobreza del pais, al desequilibrio y a la guerra.

Estos listos quieren hacer negocio de lo público y se sienten seguros de poder idiotizar a las masas para que con un videojuego se conformen.

Pero por suerte, estamos vivos y somos conscientes de ello.

Ya veremos si voy a un hospital regido por Sanitas (habitaciones relucientes, pero sin médicos), la que más se benefició del reinado de Esperanza Aguirre.

domingo, 2 de junio de 2013

INSENSATEZ

Todos sabemos, o creemos saber, lo que es la insensatez. Es, por ejemplo, querer creer que la decisión que tomamos es la adecuada, aunque no estemos seguros de ella. O más aún, cuando todo se pone en contra, cuando la razón nos dice que es el camino equivocado.

Pero mi pregunta es: y ¿por qué lo hacemos? ¿por qué nos lanzamos custa abajo sin freno? Creo que la respuesta puede ser: porque ya no podemos más. Porque estamos desesperados. Entonces la cuestión es, sabiendo que nos la vamos a dar, el menos minimizar los daños.

Hay personas que se definen como "echadas pa'lante". Pero en realidad son unos insensatos. O es que siempre andan desesperados. Pero igual que se dice que la vida nos manda habitualmente lo que podemos manejar, tambien parece igual de correcto decir que cuando siempre andamos desesperados, el problema es nuestro: que nos desesperamos por todo, o que no sabemos poner la esperanza en su sitio.

La esperanza para mí es la capacidad de pensar en el equilibrio como una realidad en si misma. (Me he pasado, así que traduzco). Todo tiende al equilibrio. Lo cual no quiere decir que esté en equilibrio. Pero cuando decimos que el tiempo todo lo cura, queremos decir que nuestra mente (y nuestro cuerpo en general) tiende a adaptarse a las circunstancias. La esperanza es pensar que esto se va a dar, que el dolor se va a pasar y que el lado nuevo de la nueva situación nos será revelado en algún momento en el futuro.

A lo mejor sólo se trata de que deje de fliparme, pero para mí la realidad es la que es y no debemos huir de ella. Antes de irnos tenemos que mandar una sonrisa de despedida a aquello que dejamos, debemos dar la mano a los antiguos compañeros, dar el numero de teléfono a la persona de quien nos separamos si nos importó algo. Porque la vida da muchas vueltas antes de llegar al final y todo lo que dejemos mal cerrado se vuelve a abrir como la jaula del tigre.

martes, 28 de mayo de 2013

La rigidez de la bondad

Mi primerea infancia pasó entre algodones. Después me educaron en la rigidez de la bondad. Hay que ser bueno. No hay que ser malo. Y eso fué lo que yo transmití a mis hijos (o lo intenté). Pero ahora me doy cuenta del error, de la estafa. No hay que ser bueno, hay que ser humano. Y eso incluye admitir que a veces no hacemos el bien. Que no existe el pecado, sino el error. Que ser bueno es lo mejor para ser feliz, pero que todos damos un paso para atrás de vez en cuando y eso sirve para darnos cuenta de lo contraproducente que es hacer las cosas mal.

Soy egoista, soy miedoso, soy envidioso, soy soberbio, soy presumido...soy humano. Y si no fuera así nu podría entender al resto de los humanos. Porque quizá los intransigentes lo sean tanto porque no admiten que ellos también son así. Y van todo el día peleando con todo el mundo. Yo procuro cada día entender más a los demás y enfadarme menos con ellos. Ya he dico que a mí me educaron en la rigidez de la bondad.

La rigidez de la bondad no admite fallos. Es la postura cómoda para los que no quieren pensar y no se atreven a ser malos, aunque a escondidas lo desean. Yo creo en los vicios pequeños (y legales y baratos) y las grandes virtudes (también legales y baratas, que no están los tiempos para el derroche).

Aunque la virtud del dar los buenos días a los vecinos, a la portera o al panadero creo que son pequeñas pero esenciales para empezar bien la jornada. Antiguamente nos santiguabamos al salir de casa. El caso es empezar el día con la intención de no dejarlo pasar sin haber hecho algo que nos haga sentir que no lo hemos tirado a la papelera. Al fin y al cabo el tiempo aquí es limitado, no lo olvidemos.

Otra de las cosas que aconsejan los expertos es el humor. Gran remedio para los que se sienten los más desgraciados del mundo. Señores, los más desgraciados del mundo no tienen tiempo ni ganas ni fuerzas para pensarlo. El humor tampoco les gusta a los rígidos. La gran novela de El Nombre De La Rosa lo trataba directamente. Reirse es pecado, pero porque algunos rien a costa de los que lloran, pero el ser humano necesita reirse de sus propias penas para poder soportarlas. Y al final, los rígidos siempre prohiben reirse al que más lo necesita.

Me encantaba el anuncio ese en que una pareja estaba en el sofá en plan romántico y a uno se le escapaba un pedo...

domingo, 26 de mayo de 2013

Aunque te creas bueno, eso no basta.

Da igual lo bueno que te sientas, si eres un coñazo, te quedarás solo.

A veces queremos ver la vida como que todo nos va a ir bien y cuando se rompe la presa nos empeñamos en no echar a correr. Queremos sentirnos estupendos porque no podemos soportar sentirnos culpables.

Dicen que somos tres personas: la que nosotros nos creemos, la que ven los demás y la que somos en realidad. Creo que lo difícil es sacar esta última. La externa para mí es como la coraza o el disfraz, para defendernos o para vendernos a los demás.

Vivimos la vida luchando por mostrar buena presencia, pero para unos esto consiste en ir de corderos mansos y para otros en ir de ejecutivos agresivos.

La interna en cambio, parece que depende mucho de cómo nos han hecho sentirnos de niños, es nuestro auto-rechazo si nos han machacado, o nuestra auto-excusa, si no han puesto freno a nuestros caprichos infantiles.

Pero a veces, el daño que recibimos no es el directo: un padre o una madre autoritarios con nosotros. A veces este daño aparece por la empatía al daño sobre otros, el miedo a que a nosotros nos hagan lo mismo. Porque ante el ataque te defiendes, pero ante el miedo no tienes defensa, porque no hay ataque directo.

Muchos niños traumatizados, no lo han sido por el maltrato personal sino por el maltrato a hermanos mayores. Y cuando hablo de maltrato, no hablo de madres perversas que queman a sus hijos con el cigarro...sino de personas que llegan a casa hartos de trabajar y que solo saben gritar ante cualquier problema.

Por eso me duele que simplifiquen tanto cuando se habla del maltrato... Primero viene la pobreza y luego el maltrato. Mucho de este problema se pasaría si el obrero tuviera un trabajo digno.

Cuando los ricos asesinan, casi nunca sale en los periódicos, porque lo hacen mediante terceros.

Todos somos buenos y egoístas, no queremos hacer daño y queremos protegernos. El problema es cuando los conflictos nos superan.

Pero los camellos que suelen gobernarnos ponen a la policía a resolver problemas sociales y así nos vá.

Así que aunque tú creas que eres buena persona, lo que importa es lo que des a los demás.

jueves, 16 de mayo de 2013

Rajoy se fotografia con los sindicatos


Rubalcaba dice que no se esperaba que Alemania se posicionase en el mismo lado que los socialistas, pero mal compañera de viaje es Alemania para los españoles, porque ya sabemos quien pagará la juerga.

Foto de El País
Y Rajoy se hace la foto con los sindicatos; lo cual, después de haber pedido Alemania la rebaja de las pensiones, sólo me parece que quiere decir que va a hacerlo. Porque Rajoy no sabe pactar, sólo sabe pedir que le apoyen. En este caso sólo quiere que los sindicatos acepten en el pacto de Toledo el palo que va a dar a las pensiones. Por eso la patronal no ha dicho nada. A ellos eso les da igual, ni entran ni salen en el tema de pensiones.

viernes, 19 de abril de 2013

Niños, perros, gatos.

El famoso timo de la estampita es el paradigma de la sociedad humana. Por si alguien que lea esto no lo conoce, el timo de la estampita se resume en que uno que se hace el tonto le enseña a otro unas estampitas que hay en un sobre que se ha encontrado. Las "estampitas" son billetes, digamos, de 100 euros. Y aquí está el tema: el otro intenta engañar al tonto y le cambia el sobre por un poco de dinero; al final resulta que el sobre sólo contiene papeles. El engañador ha sido engañado. Y entonces, ¿quién es el malo? ¿El que engaña o el que, presa de su falta de amor al prójimo, es engañado?

Pues en la vida no suele haber buenos y malos sino ganadores y vencidos. El bueno, suele evitar estos confrontamientos. Y son dos malos los que se pelean. Hay pueblos machacados, que en caso contrario, tambien hubieran machacado a su dominador.

Igual que no hay heroes, si no es para crear un clima de sacrificio, una ficción que nos haga intentar ser mejores, pero no deja de ser una ficción en la mayoría de los casos.

Y siendo esto una realidad, hay gente que de ello saca la conclusión de que todo es mentira y nada merece la pena y se convierten en unos cínicos, mirando por encima del hombro cualquier signo de empatía o suavidad.

Pero yo creo que se equivocan. El mundo también contiene elementos que maravillan. Ya sabemos que la sociedad se basa en la mentira, pero porque consideramos la verdad demasiado ardua para las relaciones sociales; es más fácil sonreir y ser amables sin saber si el otro se lo merece.

Pero en las relaciones personales intimas, con seres amados en la medida que sea, procuramos ser sinceros, porque pedimos lo mismo. Y ello nos da una garantía de afecto, la energía que mejor cura y cuida.

Un apunte final: por qué nos encantan los niños pequeños, los gatos y los perros; pues porque, formando parte de nuestra sociedad, son sinceros, naturales y abiertos.


domingo, 17 de marzo de 2013

Derrotas


Cuando creía que era un padre responsable y que era capaz de resolver todos los problemas de mis hijos, me encontré perdido, maldiciendo impotente a puñetazos contra una pared y ante un hijo de apenas seis años, desconsolado porque su maestra era una especie de heredera de los más altos valores del franquismo. Aprendí así que nuestros hijos han de enfrentarse al mundo y que nosostros podemos darles consejos y consolarles pero no podemos evitarles el dolor.

Cuando creía que era capaz de reaccionar con calma y cerebralmente ante cualquier situación, me encontré bloqueado con un volante entre las manos, con una familiar histérica al lado. Aprendí entonces que uno no se conoce a sí mismo y que hay personas capaces de influir en tí por encima de tus deseos.

Cuando creía que sabía dar atención a las personas desconsoladas, me encontré balbuceando frases manidas ante la viuda de un amigo demasiado joven para morir. Aprendí de este modo que muchas veces hay que callar y acompañar en el dolor, sin más. Y que por muy seguro que estés, nunca posees el dón si no lo extraes a través de la empatía.

viernes, 15 de marzo de 2013

Las luchas de aquí abajo

La incultura reacciona ante lo desconocido con la destrucción. Y eso os pasa a vosotros, hombres de machacáis a vuestras mujeres, que las cosificáis. Es más fácil tenerlas así que intentar entenderlas. Y eso es lo que os pasa a vosotras, madres que ninguneáis a los padres de vuestros hijos, porque es vuestra única arma contra ellos. Y así transcurre la vida en vuestros matrimonios. Lleváis a vuestros hijos a colegios privados y les mandáis a clase de religión. Pero en esas clases no enseñan la maravilla que supone conocer al otro. Sólo os enseñan a obedecer a las normas, a las "leyes de Dios".

Así vosotras creéis al hombre estúpido y así vosotros creéis que la mujer es dañina, pero no es así, no. Es el miedo al otro el que hace actuar así. Y con los años nos asentamos en la "realidad". Esa realidad escrita y dirigida por otros.

Me hace gracia ver como vosotras, jóvenes chicas emancipadas, odiáis a vuestro padre, porque sois mujeres "liberadas". Las mujeres liberadas de verdad, lo hicieron para no parecerse a vosotras, para ser personas integras, no para luchar con el hombre sino contra el poder; no contra el machismo sino contra el sistema que hace que al final él y tú, tú y ella, os miréis como unos extraños.

Como digo siempre, el problema no es de género, raza o religión, sino de ricos y pobres. Vosotros seguid peleando, que ellos mientras se lo gastan en sus playas privadas.

Y no se trata de odiar a los ricos, hay que ningunearles. Hay que vivir nuestra vida libremente, sonriendo, ayudando, siendo amable, porque cuando odiamos y machacamos les estamos haciendo el juego a ellos.

domingo, 24 de febrero de 2013

23F ¿Miles de manifestantes?

¿Qué diferencia existe entre una dictadura y una democracia vigilada? Ya contesto yo: ninguna. ¿Dónde están las imágenes aéreas de los miles o cientos de miles de manifestantes del paseo del Prado? Las tiene sólo y exclusivamente el poder.

Ese poder que desde el año 1996 está en manos o sometido a la derecha, porque, no nos engañemos, los ocho años del Sr. Zapatero, gobernó en minoría y gracias a los votos, sí es verdad, de Izquierda Unida, pero también y de modo inevitable e imprescindible, de grupos parlamentarios de derechas, básicamente Nacionalistas.

Entonces, ¿quién se sorprende de lo que pasa?. Y para colmo, por segunda vez, se les ha dado carta blanca a los "populares", (su verdadero nombre es "populistas"). Ahora se ríen de nosotros desde sus poltronas mientras los socialistas se preguntan qué les pasa cuando en realidad no les pasa nada; es a la sociedad en su conjunto a quien le pasa. Y le pasa que no confía en la izquierda; porque a la izquierda parlamentaria española está sola y abandonada. En Europa la izquierda está en retroceso y Obama le ha pillado demasiado lejos a los socialistas españoles.

Pero dejemos de lamentarnos. ¿Qué hacer? Salir a la calle. Los socialistas deben salir a la calle, pero no a protestar, sino a preguntar a la gente qué pueden hacer por ellos. Que luego sólo pueden acompañarles en la protesta, pues vale. Pero tras el "mea culpa" ahora deben solidarizarse, pero no desde despachos.

Una contertulia hoy ha dado en el blanco. Ha visitado sedes socialistas y les ha preguntado qué hacen ellos por el barrio. La respuesta ha sido: nada. Ellos van allí a hablar de sus cosas. Eso es un ateneo, no una casa del pueblo. Eso no es socialismo; el aburguesamiento pacato.

Un comentario que leí ayer decía que debemos pasar de las manifestaciones festivas a las reivindicativas. Lo de ayer no parecía una manifestación, me pareció un tomar la calle, que no está mal. Pero sólo se oyeron débiles consignas. No hubo más que un momento vibrante; un silencio en todo Neptuno que duró dos o tres segundos. Hasta que todos los madrileños no salgan a la calle, esto no cambiará.

Eso sí; sabemos cuantos han sido detenidos por montar follón. Eso es lo que el poder quiere que quede. Esa es la cifra y no cuántos manifestantes éramos.

martes, 12 de febrero de 2013

Mis dos heroinas de este mes




Reconozco que son las dos versiones de la izquierda española; la luchadora a pie de calle y la lider socialista: las versiones roquera y popera (existe un pop muy digno, nadie se equivoque). Pero cada una a su modo debe jugar un papel de importancia en la regeneración de la izquierda, si es que esta llega de una vez.

Creo que Zapatero intentó jugar a la modernidad cuando la modernidad ya agonizaba. El "bambi" a los pies de los caballos: es lo que tiene gobernar en franca minoría. Los españoles así lo habían querido. Gloria a la mediocridad.

Ahora estamos atravesando el desierto. Puede que salgamos de esta (algunos y algunas ya no saldrán). Pero si no quieren acabar con el sistema capitalista, al menos deben lavarle la cara.

Por otro lado, si los políticos se bajan de una vez los pantalones, los ciudadanos debemos admitir nuestra parte de culpa en todo esto; nuestra desidia, nuestro voto a alguien que no criticamos y al que no pedimos explicaciones más que cuando nos cuentan que era malo. Nos sentimos engañados, pero es que nos dejamos engañar por haber regalado nuestro voto.

Ahora llegan estas mujeres que no visten de Prada, que no llevan caspa sobre los hombros. Llegan como resultado del 15M, del 25S, de los que intentan cambiar esto. Supongo que el poder seguirá estando en manos del dinero, pero ¿y si no hicieran nada? ¿y si esta gente joven se quedase en el parque haciendo botellón? Sería mucho peor.