martes, 31 de enero de 2012

Fondo de reserva

Si todo el mundo dice que el deficit cero va en contra del crecimiento económico, ¿por qué siguen empeñados en el error?


Pues muy fácil, porque las grandes fortunas, los dueños de las grandes empresas, los de Davos, han visto dos cosas: una: que ellos (el mercado) son un desastre para gestionar el dinero y su gasto; esto se ha constatado con la crisis provocada por la ambición de la burbuja financiera-inmobiliaria; dos: necesitan un buen colchón de dinero por si vuelve a pasar.

Para lo primero necesitan del concurso de los políticos, para regular el mercado con leyes y algo de sensatez. Muy bonito.

Para lo segundo, la solución es forzar a las naciones a crear un fondo de reserva. Pero no para ayudar a los pobres que se quedan sin casa o sin empleo, sino al mercado, a las entidades financieras, a los bancos. De hecho, esto es lo que se está haciendo ahora, pero sin ese fondo. ¿Y esta creación de un fondo cómo se hace? 

Pues muy fácil. Con el déficit cero de los estados. Esto significa que durante el año normal, si hay unas inundaciones u otra catastrofe nacional, se quita un poco de otro lado y se sigue manteniendo el déficit cero (o como mucho al dos por ciento). En cambio, si el mercado tiene otro susto de esos que le dan, sea culpa suya (como ahora) o culpa de otros, se permitirá un déficit mayor o una subida de impuestos y se tapará el agujero. 

domingo, 29 de enero de 2012

Domingo por la mañana, ¿un animal en peligro de extinción?


Esta mañana mi hija se ha conectado a la página para pedir cita en la seguridad social y le aparecía como fecha inicial de búsqueda el día de hoy, domingo. Ha exclamado ¿puedo ir al médico en domingo? . Le he aclarado que sólo es la fecha de inicio de la búsqueda pero no le dará más que dias laborables. Me ha dicho "había pensado: ¡Qué moderno!" y yo he pensado "¡qué horror". Y por qué esta diferencia de pensamiento. Mi hija aún no trabaja, de momento es meramente un usuario de servicios y ha pensado que qué moderno eso de ir al médico en domingo. Muy lógico. No ha caido en que detrás habría un trabajador que deja de estar con sus amigos porque ellos trabajan entre semana y él en fin de semana.

Y me pregunto yo: ¿Somos clientes o trabajadores? El modo de pensar capitalista nos está conduciendo por la senda del llamado 24 por 7, o sea, todos los dias, todo el tiempo, a su servicio. Pero no sé si porque me educaron con la biblia por delante o porque soy así de sensato, creo que no solo la persona ha de descansar, que está muy bien, sino la comunidad, el entorno... ¿Por qué son tan bonitos los domingos por la mañana? Creo que es estupendo no ver por un día a gente a toda prisa, machacando el claxon del coche, con cara de vinagre y tropezando a tu alrededor.

Ver las caras de los padres paseando por el parque mientras sus retoños corren, los perrillos, los que charlan a la puerta del portal...todo eso alimenta el espíritu. Yo he trabajado los fines de semana y sé que no vale descansar mientras los demás trabajan; así realmente no descansas. Tu cuerpo sí, tu lado del cerebro que se dedica a las citas y las operaciones matemáticas, sí, pero la parte de tí que disfruta con el arte, con el silencio, con el ruido del aire entre los arboles o las risas de los niños, ese no se alimenta.

Yo creo que en contra de lo que preconizan los hijos de wall street, el mundo necesita parar todas las semanas...¿o es que se creen que eso del septimo descansó fue solo un invento de la religión? Estoy seguro de que si indagamos, encontraremos razones documentadas para la instauración del descanso semanal y no solo físicas.

El presidente de la CEOE ha dicho que en vez de sábado y domingo debiera haber dos sábados. ¡Se quiere cargar el domingo por la mañana! Total como el no curra ningún día y se va a la paz de su finca cuando le viene en gana, a los obreros (porque aunque llevemos corbata, seguimos siendo obreros) no nos hace falta el paseo dominical y más si no vamos a ir a misa.

Estos no quieren parar hasta que no nos tengan de rodillas, pero que se anden con ojo. No todos son tan listos como lo fué el dictador.