sábado, 22 de octubre de 2011

Un adios al presidente Zapatero

Vino con su talante dialogante, aunque siempre tuvo una actitud muy personal hacia las cosas. Sabía que las cosas se consiguen por el acuerdo, que si cedes algo, consigues algo. Y así lo intentó. Pasó cuatro años intentándolo con ETA. Y el PP llamándole vendido. Cuando la ETA, o los niños jugando a ser hombres pero sin ética, mandaron todo al carajo con un atentado que seguro que sólo quería meter ruido (como el de Hipercor) pero que de nuevo volvió a demostrar que les venía grande, habían pasado cuatro años perdidos.

El PP había conseguido evitar que los verdaderos problemas (la corrupción) salieran a la luz. Luego Bush se fué y dejaron el regalito de la crisis. ZP perdió el rumbo un momento (apenas cuatro meses), pero España ya le puso la cruz.
El resto es sólo el relato del intento de que toda la basura que Aznar y Bush guardaron en el desván, no nos ahogara. Con una Europa de derechas, con un parlamento de derechas (ZP, sin mayoría absoluta hubo de pactar con CIU y con PNV las más de las veces), con un lider de oposición regañado por sus correligionarios europeos por su actitud de tendero, bastante fué que ZP consiguiera salvar los muebles.
Mi humilde opinión es que los tres y pico millones de parados (que para mí hay uno trabajando en negro), que existen, los ha provocado la banca y el capital en general. Lo demás son cuentos chinos. En un mundo donde la confianza es lo primero, el PP sólo ha sembrado dudas y miedo. Esa es la carroña de la que se alimenta nuestra derecha: de nuestro miedo.
Y sobre la ETA, qué decir. Nació porque EEUU no veía con buenos ojos a Carrero Blanco. La prueba es que nunca han vuelo ha hacer nada más que ejercer de pistoleros. Si no es por aquello, nunca hubieran pasado de ser un FRAP o un GRAPO. Y ahora EEUU está desmantelando su red de tiranos de la época de Kissinger... También es cierto que Internet y Al-Queda han cambiado las reglas de juego.
En fin, llega el momento de despedir al presidente Zapatero: bueno si el que viene detrás afianza los cimientos que se atrevió a poner. Mejor si el siguiente lo destroza todo y nos muestra el vacío que quedará.

No hay comentarios: