martes, 26 de abril de 2011

Dia a día

No voy a negar la existencia de personas santas. Pero yo no lo soy. Y como yo, la mayoría de los seres humanos. Por ello, yo solo cuento con mi esfuerzo para mejorar mi entorno.

Tengo mis miserias, defectos y miedos. Pero intento hacer lo correcto dia a día. Y en eso consiste todo. Nadie va a ver nuestros méritos (o quizá si), pero nuestros hijos sonrien porque nos ven sonreir y lloran orque nos ven llorar.

Y lo mismo pasa con el resto de los que nos rodean.

Sólo espero a que al llegar la noche pueda meter mi cabeza bajo las mantas y refugiarme en una respiración contigua y amiga. Es todo lo que necesito para seguir.

No hay comentarios: