viernes, 13 de marzo de 2009

Las tareas de la nueva era (III)

Creo que muchos, pero muchos funcionarios, deberían dedicarse única y exclusivamente a controlar que "el mercado" cumple con las normas. Entiendo que es bueno que exista lo privado, porque, ante todo, un estado que resuelve todo, que provee de todo, es imposible por lo caro; pero lo que sí hay que asegurarse es de que las normas se cumplen. Así se acabaría con las contabilidades B, con el dinero negro, con la economía sumergida... y eso generaría una enorme cantidad de dinero para el propio estado. Además debería haber auditorías privadas sobre el estado, con informes directos al parlamento.

Sí, todos controlando a todos. ¡Qué miedo!

O eso, o no nos quejemos porque el mundo sea una mierda.

No hay comentarios: