jueves, 12 de marzo de 2009

Las tareas de la nueva era (II)

El problema me parece que es que todo se compra y se vende y todo cambia de precio. Y hablo de acciones, servicios, ocio, personas, viajes, etc, Son cosas que no tienen un límite, pero el mundo en que vivimos sí lo tiene. Cómo podemos crear cosas infinitas alrededor de algo finito. Es imposible. No es imposible, pero es un suicidio.

Tomo una casa. La aseguro, la compro, la vendo, la hipoteco, la pinto, pero sólo tengo una casa. Si la casa se incendia, todo lo demás desaparece con ella.

Pero es que además ese seguro a su vez se ha revendido y la hipoteca también, o sea, que se ha creado una existencia de segundo nivel. Si la casa desaparece, ¿qué pasa con esa hipoteca y con ese seguro revendidos?.

El neo capitalismo ha intentado dejar en manos del mercado la situación que es como echar cometas al viento. El mercado no es sabiduría, es azar.

También yo creo que hay que volver a poner los pies en la tierra, cultivarla y cuidarla. La diferencia debe ser que ahora no tenemos que hacerlo con las manos. Tenémos máquinas.

No hay comentarios: