domingo, 1 de febrero de 2009

La belleza del ser humano

En esta foto Nadal abraza a Federer que no había podido evitar las lágrimas. ¡Qué más da quien haya ganado!

Creo que lo más bello del hombre es la nobleza. Y estos dos jugadores han demostrado que el deporte puede no solo puede ser bello, no sólo excitante, sino también ejemplarizante.

Ver a estos dos caballeros, a estos dos luchadores sin fatiga, sin concesiones, pero con un respeto y una admiración mutuos, ver esto, digo, me reconcilia con el ser humano.

Esta será de esas cosas que me harán brillar los ojos si llego a viejo y tengo la ocasión de recordarlo.

Ya podrían nuestros políticos, banqueros y tiburones aprender de estos dos caballeros, que aunan sus modos y su espíritu. Ni el poder en sus manos les arrebata su sentido humano.