martes, 8 de diciembre de 2009

Sobre la educación

Creo que los hijos siempre se nos parecen. A veces se parecen más a nuestra parte buena y a veces a la mala, según lo queramos ver. Si odiamos algún rasgo y lo vemos en él o ella, a veces, intentamos borrarlo drásticamente, porque nos da miedo lo que vemos. Y cuanto más luchamos contra ese rasgo, más destaca. Y es que lo que para nosotros era un grano enorme, para los demás era un punto negro en la piel. Al final, de tanto rascar y rascar se convierte en una herida peor que un grano.

Creo que todo carácter tiene su parte positiva y su parte negativa. Pero siempre debemos apoyar la positiva y pasar de puntillas sobre la negativa. Una leve amonestación será suficiente contra algo que no nos parece bien. Y no esos gestos e inflexiones en la voz de desagrado, como si fuera algo terrible.

La educación se basa en resaltar lo bueno de cada persona, tanto en sentido personal como social. ¿De qué me vale tener un o una hija muy inteligente si es incapaz de saludar a alguien?. Y por lo mismo, ¿para qué quiero que sepa saludar y ser amable, si no tiene opinión propia que aportar?

Y lo último que veo que falla en mucha educación es lo frío de su ejecución. Hemos aprendido pautas a seguir para educar, consejos como los que yo añado, pero nos han quitado la ternura y el cariño. Muchas veces estamos tan ocupados en hacer lo correcto, que nos olvidamos de disfrutar de los hijos y la pareja.

Lo digo por propia experiencia.

¿Será aún tiempo de corregirse?

viernes, 27 de noviembre de 2009

Contra la violencia de género.

(I)
El otro día decía Iñaqui Gabilondo lo que todos ya sabemos: que el hombre se debe implicar en la lucha contra la violencia de género, afeando conductas machistas de otros. Pero no dijo que la mujer, también. La mujer debe dejar de aplaudir que los hombres se peléen. Debe dejar de hablar de "su" hombre. Debe dejar de tratar a su hijo como si fuera más importante que su hija. Debe dejar de despreciar al hombre que no cumple los cánones de macho. Debe dejar de babear con los George Clooney de turno (a muchas mujeres no les importaría ser su esclava). Y si esto es así, ¿de qué carajo estamos hablando? Aparte del hecho de que a muchas mujeres con sueldos decentes, con trabajos decentes, les encanta que les abran la puerta los hombres; es más, les molesta que no lo hagan (es de buena educación ceder el paso a cualquiera, pero no estoy hablando de eso). Insisto ¿de qué carajo estamos hablando? Sí, la sociedad debe cambiar, pero toda. Ni un solo hombre más al servicio de ninguna mujer; ninguna mujer más al servicio de ningún hombre. Sólo así acabaremos con la violencia.

(II)
Esto puede parecer fuerte, pero siempre me he quejado de que si alguien hace daño a otro, se enfade porque el otro le devuelva el golpe duplicado. Si yo sólo le he insultado, ¿por qué me tiene que empujar? El que ataca es el culpable de lo que le pase. Si no quieres guerra, no la empieces. Los problemas sólo se pueden resolver con el diálogo.

Aquí se está mezclando el maltrato (que muchas veces acaba en resultado de muerte) con la violencia entre géneros. De acuerdo que el que pega más fuerte es el hombre y ahí no hay posible respuesta. Pero, cuando gana la mujer, ¿qué pasa? ¿A quién le interesa que un hombre acabe alcoholizado, en la calle o privado de sus hijos, en un rincón, amargado para los restos? ¿Es que alguien se preocupa de ellos? De un tiempo a esta parte sólo nos interesan los muertos. ¿Cuántos han muerto en carretera? Pero ¿y los que han quedado en silla de ruedas o postrados en cama de por vida? ¡No simplifiquemos!

Los jueces deben dar sentencias justas y no de manual. Las familias de los que se separan deben quitar hierro al asunto en vez de decir "quítale todo", "dale donde más le duele", "¿vas a consentir que ella te deje?", a menudo pronunciados por la madre o por los amigotes.

(III)
Estoy cansado de que un hombre, por ser hombre, sea culpable, machista. Esta sociedad es machista, muy machista, sobre todo las mujeres. No ser machista no es ir contra los hombres. Es sentirse sus iguales. Yo no voy a pedir perdón por ser hombre. Pero estoy en contra de hombres y mujeres machistas. Una mujer machista es sumisa cuando su pareja es dominante, pero desprecia al hombre dependiente y lo machaca. Quizá el problemano se llame machismo sino dominación y dependencia.

lunes, 23 de noviembre de 2009

Confianza

La confianza es una de las piedras angulares de nuestra sociedad. Nadie tiene la capacidad de saber qué piensa el otro a la hora de cerrar un acuerdo. ¿Me vendrá a buscar a la salida del cole mi madre? ¿Me dejará tocar mi amigo en su concierto como me ha prometido? ¿Me devolverá el banco mi dinero al final de la operación? Ese riesgo que asumimos es el que nos permite avanzar. Si no hiciéramos así, aún estaríamos en las cavernas.

Muchas veces he oido que lo que se aprecia en una relación no es que el otro siempre cumpla sino que lo intente siempre. Mucha gente cree que una relación se basa en que el otro siempre cumpla. Creo que eso es un error, porque nosotros no cumplimos siempre. Así no habría relación que durase.

Pienso en la pareja, pienso en el equipo de trabajo y pienso en nuestros gobernantes. No pido que sean perfectos, sino que intenten hacerlo lo mejor posible y que cuenten conmigo al hacerlo.

La confianza se pierde con mucha facilidad y es muy difícil, si no imposible, de recuperar. Hacer a otro perder la confianza en un tercero es fácil y es para mí un crimen terrible si se hace con premeditación.

Difama que algo queda es una vieja máxima de la derechona española. Di que han pagado el rescate, dí que han hecho escuchas ilegales, dí que han tramado en una cacería, di, dí, dí.

Lo siento; quizá los socialistas este fin de semana han vuelto a hacer el memo, pero creo que con los ocho años de trabajo que llevan, aguantando la presión de una oposición echada al monte, primero con ETA, luego con el aborto, ahora con la corrupción, no me extraña que tengan ganas de relajarse un poquito. No sé si la reunión triumfal de Barcelona del PP fue de rosasrio y comunión, pero me extrañaría.

En cualquier caso, estos trabajan y las leyes, los pactos y cómo afrontan los problemas (rajoy se perdió cuando el Prestige o el Yakolev) y podéis contar con los dedos de la mano las leyes que el PP promovió. Pactos ni uno (los promovió ZP). Eso sí, regalos a las eléctricas que luego tuvo que devolver ZP, Gescartera, el Tamayazo, Forum Filatélico que destapó ZP, un deficit cero que era mentira (¿que hicieron con el superhabit que destapó ZP?)...

Pero ellos siguen jugando con la confianza del país. Para qué seguir. No cambiarán nunca. Y sus hijos, peor, porque los han criado sus abuelos franquistas; ni creen en el consenso.

La sociedad la hacemos nosotros; si somos leales y decentes, será leal y decente. Y si no, pues no. Buenos días y buena suerte.

martes, 13 de octubre de 2009

"Brindis" de Rafael González Castell(1885-1965)

"Brindis" de Rafael González Castell(1885-1965)

Morir. ¿Quien dice morir?
No; morir, nunca. ¡Vivir!
Luchar, gozar, trabajar;
y padecer, y vencer,
y algunas veces reír,
y algunas veces llorar.
... ... ... ... ... ...
Ser
o estar.
Tres nenitas tengo, tres.
(Araña, Concha y Cortés).
Concha es Concha, claro está.
Y araña es la pequeñita,
que araña, pellizca y grita
y tiene un genio hasta allá.
Y Cortés es Margarita
porque lo es
de la cabeza a los pies.

Tres nenitas tengo, tres,
y además a mi "señora"
(¡Qué palabra más sonora!
¡¡Mi Señora!!
Así dicen el sereno, y el algüacil, y el fiscal,
y el guardia municipal.
¡¡Mi señora!! No está mal.)

Al ir a mojar la pluma
sorprendo en mi manga una
culebrina de cristal,
un pelo fino,
dorado,
trasparente y ambarino,
en un botón enredado.
De las niñas. Sí. ¿Y de cuál?
¿Será acaso de Conchita,
tan reflexiva y cordial?
¿Acaso de Margarita,
la de la gracia infinita,
la bohemia, la mimosa,
la que en todo se entremete?
¿De Ani?¿De los seis o siete
de su cocodrilo rosa?
¡Un pelo! Tan poca cosa
y qué energía ambiciosa
me hace sentir.
¡Morir!
¿Quién dijo morir?
¡Oh, nunca, nunca!¡Vivir!
Y luchar, y trabajar,
y por mis hijas triunfar
y vencer
por mi mujer
¡Estar
y ser!
(Las Mayores a la calle
se van cogidas del talle
y cantan entre una nube
de polvo, moscas y sol;
"que por la carretera sube,
que sube, que súúúúúúúbe
Facundo con un farol".)

miércoles, 30 de septiembre de 2009

Rajoy el traidor

Dicen que seguramente el año que viene morirán 400.000 niños de hambre... ¡mierda!.

Me he quedado mudo. Ni política, ni crisis, ni futbol ni empleo ni nada es tan grave. Hay 4 millones de personas sin empleo. El resto (36 millones), ¿qué hacemos? ¿Qué podemos hacer? Si el que suban el IVA sirve para alimentar a esta gente, bienvenido sea. Este año compraré un movil menos. Total, ¡estamos acabando con las reservas! El consumo bajará, pero es que yiene que bajar. Las empresas deben vender diréctamente sus productos y los intermediarios que se metan de peon de albañil. Que los bancos suelten pasta de una vez. Que por eso las pequeñas empresas no tiran. Que las grandes empresas dejen de usar esto como pulso al gobierno para abaratar la contratación y el despido. Que la decencia vuelva a donde tiene que volver. Que nadie gane más de la media nacional.

La gente le echa la culpa al Gobierno, pero -¡cojones!-, por qué tiene que empezar el Gobierno? ¿Dónde está la austeridad en las empresas que se están forrando? La austeridad no consiste en hacer ERE tras ERE. La austeridad está en no tirar el dinero en comilonas, putas y coches de lujo, yates y mansiones excesivas.

Hace muchos años que los ejecutivos japoneses criticaron el modo de gastar del ejecutivo español. Lo que el Gobier no debe hacer es demostrar al pueblo que puede tomar decisiones populares y meter en la carcel a todos los ejecutivos que no se pongan un sueldo decente y moral.

El Gobierno no puede acabar con la crisis; para eso están las empresas. Pero el Gobierno puede dar confianza a los ciudadanos, haciéndonos ver que está de nuestro lado y en contra del abuso de los poderosos. Pero mientras el PP siga jugando al escondite inglés, en vez de apoyarle, los empresarios seguirán riéndose del Gobierno.

Señor Rajoy, sea valiente y arrime el hombro, eche a Camps, eche a la Esperanza, no quiera ganar las elecciones. España necesita una oposición valiente que demuestre que es una opción de Gobierno y no la panda de niños que están demostrando ser.

El Gobierno anda un poco perdido. Normal. Está recibiendo hostias de todas partes y nadie le brinda su apoyo. Son como aquel que prefería hundir el barco y morir antes que ver a su vecino a salvo. Me pregunto ¿qué le habrán ofrecido a Rajoy a cambio de este crimen contra España? Rajoy me recuerda a aquel Bellido Dolfos que tanto nos nombraron de pequeños.

viernes, 19 de junio de 2009

Aitor

Se me han vuelto a revolver las tripas. Y eso es lo que quieren los terroristas. Como la palabra no les vale (no convencen a nadie), usan el terror para salir en los periódicos. Y salen. Sé que es duro; sé que puede parecer injusto, pero esta noticia debería ocupar un espacio pequeño, abajo, a la izquierda y con fondo negro en las portadas. Nunca un titular, que es lo que ellos quieren.

miércoles, 10 de junio de 2009

¿A dónde va Rajoy?

Yo creo que Felipe Gonzalez duró tanto como presidente por el hecho de que era un hombre de estado. Su pensamiento era conseguir que España saliera de la dictadura de una vez, que se modernizara, que entrase en Europa. Ya antes de gobernar, estaba siempre en contacto con Adolfo Suarez, porque se implicaba en los problemas de España. Zapatero, en cuanto se hizo con la dirección del PSOE, se lanzó a hacer pactos con el Gobierno de Aznar. Ya estaba pensando en lo conveniente, según su punto de vista, para España. Aznar nunca se mojó. Pasó por el Gobierno como un funcionario, obligado a pasar por un Negociado para poder ascender. Rajoy es un político profesional, un funcionario serio, pero no se siente parte del Estado. Su interés no mira hacie el bien común. Sólo quiere ganar las elecciones. Opino que si las gana, será porque, como Aznar, habrá conseguido convencer a los españoles de que el Gobierno no es bueno, pero no por su idea de qué es mejor. No mira el Gobierno como una forma de mejorar España, sino como una meta a alcanzar. Y luego ¿qué?. ¿A meternos en otro Prestige, Yakolev, Iraq o intento de Despido Libre?

jueves, 28 de mayo de 2009

Cuando el Barca lo ganó todo

Como madridista que soy, presumo (como decía nuestros himno) de la caballerosidad (este año es lo único que nos queda). Desde esa posición quiero comentar lo de anoche. Esta es una de esas cosas que recordaremos en algún momento de esos, sentados al sol de invierno o la sombra de verano, en el parque, cuando me jubile. Hablaremos entonces de cuando un jugador estupendo aunque poco aprovechado se convirtió en un entrenador muy joven y le dió al Barca tres títulos en un año (mejor dicho, los tres títulos).
Y aún me atreveré a más. Entre Luis Aragonés (el sabio) y Pep Guardiola (el aprendiz de sabio), le dieron a España la copa de Europa de naciones. Porque Iniesta, Xavi, esos dos monstruos han bebido estos años de dos fuentes distintas pero inapreciables; y esas fuentes les han conducido, les han ayudado enormemente, en su esfuerzo por alcanzar la cima en la que están ahora.
Y aunque a muches les duela, ayer, en Madrid, se aplaudió mucho el triunfo del Barca.

lunes, 18 de mayo de 2009

El otro trio


Adiós a tres grandes hispano-hablantes: Antonio Vega, Castilla del Pino y Benedetti. Cada uno era grande en lo suyo, pero sobre todo eran grandes por ser humanos. Era personas libres, todo lo libre que puede ser un ser humano. Eran de izquierdas porque eran comprometidos con su lucha (no eran comprometidos por ser de izquierdas). Es como si dijesen que su hora ya había llegado, que su aportación ya estaba cumplida. Que nos toca a los demás seguir con el día a día. Por suerte nos quedan muchos otros que siguen luchando por hacer este mundo mejor. Gracias a todos ellos de este pequeño rincón del universo, desde este blog.

miércoles, 13 de mayo de 2009

A Antonio Vega, poeta









foto: espacioalfa.iespana.es

Esta es sólo una canción más
de todas las que te harán
es solo una elegía más
de las que merecerás.

Tu suerte ha sido
ser sentido y sentir
ser vivido
y poder vivir

a pesar de tanto dolor
que cayó sobre tí
cuando la modernidad cayó
y todo fué solo rendir

que a tantos vimos caer
antes de decirte adios
qué fortuna fué tu ser
hasta que hoy se acabó

la fortuna nuestra fué
ya que solamente tú
pudiste darnos a ver
tus acordes y tu azul

hasta siempre verdad
poeta de la modernidad
tus arpegios eternos ya serán
tus preguntas respondidas ya están.
(13.05.2009)

sábado, 9 de mayo de 2009

El mundo exterior

Cuando salgo de mi mundo interior hay veces en que me desanimo viendo lo estúpidos que somos por no aprovechar la oportunidad que tenemos de mejorar nuestra calidad de vida. Siempre hablamos de la calidad de vida de los ancianos y de los enfermos, pero ¿y nuestra propia calidad de vida?

Cuando hablo de mi vida interior, de la muerte y de la paz, no intento en absoluto de decir que nada merece la pena y que esto se acaba. Definitivamente, no. Sólo hablo de esa parte de mí, con la que me estoy encontrando ahora.

Pero, para evitar malinterpretaciones, diré que la paz está bien para ciertos momentos, pero jugar un partido de futbol, llevar a los hijos al parque de atracciones o irse a bailar salsa también es una maravilla.

Siempre he dudado de si la vida de los ascetas sería la mejor vida, pero creo que hay que disfrutar de lo que se tiene. Si puedes saltar, salta. Si estás en cama, enfermo, lée. No pretendas disfrutar de la Opera si la ópera no te llega. Sólo creo que merece la pena intentar ser feliz con lo y los que nos rodean. Yo he tenido mucha suerte con la familia que tengo. Sólo que tardas en darte cuenta.

No, no diré que gastar dinero sea un fin en sí mismo para obtener la felicidad. El dinero está para gastarlo en lo que haga falt. Y es nuestra responsabilidad no despilfarrarlo mientras otros lo necesitan. La frivolidad sí es un mal. Y frivolidad es decir las cosas que dicen gentes como Aznar (justificando el conduir borracho) o, peor aún, Berlusconi, restando importancia a un terremoto y poniendo top-girls en política.

Volviendo al tema; que cada época de nuestra vida nos regala unas posibilidades y que hay que disfrutar de ellas. Cuando eres joven, disfruta de tu libertad, cuando eres maduro, disfruta de lo que vas construyendo, de los hijos, de los amigos y cuando eres mayor, disfruta de la paz y el sosiego que sólo dan los años. Es la vida la que vuelve humilde, no tu propia búsqueda.

viernes, 8 de mayo de 2009

El mundo interior.

Cuanto más dolido me siento, cuanto peor creo que me van las cosas, más me refugio en mí mismo. El asunto es en qué tengo en mí mismo para responder a esa necesidad de protección, esa búsqueda del útero materno. Yo tengo las faldas de una abuela, sus tardes con mi merienda favorita, tengo los juegos con mi tía, siempre juegos para agilizar la mente; y cariño, mucho cariño. Eso es lo que me ayuda.

Como todos he pasado túneles oscuros y he pisado y he hecho daño y eso duele. Pero al final, tienes que vivir con ello. No puedes huir. Así que miro los árboles y escucho los pájaros. Porque cuando llegue el último momento, una vez me haya despedido de mis seres queridos -si ello me es posible-, estaré solo ante mi interior.

Y quiero que mientras voy consumiéndome en esa última llama de visión, mientras voy completando el viaje al interior más profundo de mí mismo,a mis últimas vivencias, lo que me vaya encontrando sea todo conocido, bueno o malo, pero admitido, sin sorpresas desagradables.

Me dolerá dejar a mis hijos pero así es como debe ser -Nunca debería ser al revés. He visto cómo eso destroza a las personas-. Mis hijos deben verme partir y afrontarlo como yo deberé hacerlo con mis mayores. Y la vida seguirá y yo estaré en el recuerdo de los que me conocieron y quizá algo más allá.

Después vendrá el olvido, la nada, el Universo que sigue implacable, sereno, con sus explosiones de estrellas, sus luces y su silencio infinito.

viernes, 1 de mayo de 2009

Del deber, el interés y la estrategia.

Entre la gente de izquierdas se da cierto tipo de personas que tienen como única fortaleza su integridad. Estas personas hacen las cosas porque creen que es su deber para con el resto de los seres humanos. Ponen el bien comun por encima del propio interés, de la familia y del partido.

No he visto esto entre gentes de la derecha política española, hija todavía de una derecha golpista y antidemocrática. La prueba es que mientras el la época de Felipe, dimitieron algunos ministros, alcaldes o presidentes de comunidad de izquierdas por sus ideas o por dudas en su honestidad, la época del señor Aznar se distinguió por el aquí no dimite nadie, haya los muertos y los escándalos que haya. Pobre Pimentel, solo y abandonado como excepción que confirma la regla.

Los rajoys, camps y cmpañía se mueven justo por lo contrario de lo mencionado, o sea, por el propio interés, el de la familia y el sentido de la estrategia de partido. Por otro lado, no saben enfrentar un futuro abierto, una hoja en blanco. Sólo saben ir contra algo. Llegaron a inventar la oposición contra la oposición por ir contra algo.

Zapatero pactó con Aznar por sentido del deber, porque creía que era bueno para España. Ahora estos felicitan a la Ministra de Sanidad sólo por llevársela hacia su lado y alejarla de Zapatero. Ya hicieron algo parecido con Rosa Diez o con la anterior Dlegada del Gobierno en Madrid. Su estrategia no es demostrar que tiene razón, porque nunca la tienen, sino debilitar al contrario como sea.

Así que cuidado, Señora ministra, que cuendo esta gente saluda, mientras una mano se ofrece, la otra esconde una daga.

martes, 28 de abril de 2009

Menudo cabreo tengo.

Se que soy drástico, pero hay varios temas que me gustaria comentar. La crisis nos está poniendo contra la pared. La patronal, encabezada por su mayor vocero, el Presidente del Banco de España, pide abaratamiento del despido y ya está. Muy bien. Desde su punto de vista.

Desde el mío, lo que hace falta es establecer un salario máximo para los ejecutivos. Ese dinero se podría usar para crear unas buenas provisiones en las empresas. Además permitiría contratar más personas para que hicieran bien el trabajo y no a prisa y corriendo. En la Naval de Sestao han hecho la huelga que pone el dedo en la llaga. La gran empresa se aprovecha de la crisis para abaratar la contratación. Eso debería estar prohibido, pero mientras los trabajadores no lo impidamos, esto seguirá en caida libre.

Por otro lado están los bancos, que no ayudan a las pequeñas y medianas empresas ni con el ICO. Es más: se aprovechan para mezclar sus negocios. El ICO debería ser gestionado por el estado y no por los bancos. Por cierto ¿quien privatizó los bancos estatales? A ver si lo sabéis. Sobre el desmantelamiento de los activos del estado, leer este documento (http://html.rincondelvago.com/la-privatizacion-en-espana.html). Es tiempo de que los bancos no obtengan beneficios o los reinviertan en reforzar sus lineas de crédito en vez de repartir dividendos.

Y la Bolsa, ¡ay la bolsa! ¿Cuándo ha estado bien que apostemos con el pan de nuestros hijos? Porque la bolsa es como la ruleta del casino. Es un juego. Y una empresa debe depender de sus resultados, no de sus posibles fusiones, sus futuros planes... Luego llega un gurú que no tiene ni puta idea y dice que esa empresa no tiene buena pinta y ¡a la mierda! Mientras, la General Motors se está yendo a la mierda de verdad y nadie se entera. La bolsa debería estar p-r-o-h-i-b-i-d-a.

Habría que decir hoy: ¿No querías mercado? Ahí tenéis mercado. A la puta calle. El problema es que los que se van a la puta calle son los de siempre: los que no quieren Mercado, los que no se han comprado los 4x4 con el dinero de las hipotecas, los que no han despilfarrado más que en un televisor de plasma, si acaso.

Y mientras nuetros amigos del PP vociferan contra lo que no hace Zapatero, nadie le recuerda a Doña Esperanza Aguirre de todas las Españas que no está haciendo absolutamente nada contra la crisis. Desde que el Pais se ha ido un poquito más a la derecha con la muerte de Polanco, aquí ya la gente anda perdida. El Mundo ya sabíamos que no diría nada de esto.

Otra: El Pepiño parece que le va a regalar las cercanías a doña Espe. Así está de contenta ella. Pero y el control de la calidad? Porque en Sanidad se nos prometió un pacto con las comunidades sobre calidad, pero ¿dónde está?. El problema es que los socialistas estos también están a favor de la empresa privada. El modelo americano se está imponiendo. Habrá que asumirlo, pero al menos que todos los funcionarios estatales que no están en hacienda y otro ministerios donde se curra de verdad, en vez de irse a casa antes,se dediquen a inspeccionar que las comunidades cumplen con unos mínimos de calidad.

Si todos trabajasemos cuatro horas al día, habría empleo para todos y no gastaríamos el tiempo ni el dinero en estupideces. Para qué queremos ganar tanto si luego lo gastamos en cambiar de coche cada cuatro años, de tele cada cinco, de movil cada semestre, etc. Gastaríamos menos, produciríamos menos y dejaríamos al planeta recuperarse.

viernes, 17 de abril de 2009

Manuel Jalón Corominas (verdadero inventor de la fregona)


He de rectificar no el hecho del aporte de la fregona en la liberación femenina, sino en el nombre de su creador. Un amable bloguero me ha indicado este hecho (ver noticia).

Así que pongo el nuevo inventor (que parece que inventó también la jeringuilla desechable de plástico), el ingeniero D.Manuel Jalón Corominas

Esto no invalida que D.Emilio Bellvis hizo un diseño anterior de fregasuelos que fué antecedente de la fregona.

martes, 14 de abril de 2009

¿Quién volvió la espalda a quién?

Acabo de recibir un panfleto tipo pps con música y tal que viene a decir que lo del 11-S sucedió por haber sacado a Dios de las escuelas y tal. Tengo algo que decir al respecto.

Es cierto que el ser humano anda perdido, poro como lo está un adolescente que busca su camino pero que sabe que tiene que dejar la protección del hogar paterno para crecer y madurar.

Creo que fué en el siglo XVIII (pero no me hagáis mucho caso), cuando los hombres civilizados y libres (en contra de la Iglesia que hacía quemar a la gente) decidieron que todos los hombres somos iguales, sin importar la condición social o religiosa.

Y la Iglesia, en vez de acatar la realidad de un ser libre (como Ella dice que Dios nos hizo), se empeñó en seguir diciendo barbaridades mientras se enriquecía por otro lado. Después miró a otro lado mientras los nazis masacraban judíos, mientras los dictadores sudamericanos masacraban campesinos, etc.

¿Y todavía se preguntan por qué hemos sacado a Dios de las escuelas? No hemos sacado a Dios; hemos sacado a la Iglesia que ha traicionado al ser humano.

martes, 31 de marzo de 2009

Mis pensamientos simplistas

Creo que ya he dicho alguna vez que no creo en la bondad. Pero tampoco en la maldad. Creo en la inteligencia y en el concepto individual o colectivo del ser humano. Una persona inteligente pero individual puede que actúe de modo equivocado, haciendo daño a los demás, quizá no. Pero una persona inteligente y con visión colectiva puede hacer mucho bien.

Luego, con el tiempo, adiestrando esta inteligencia, puede llegar la sabiduría o la santidad -siempre tomado bajo un prisma racional y no espiritual o metafísico-.

Pero, por otro lado, por qué necesitamos esas sensaciones de bondad, santidad, olor de multitudes, pasión por el futbol, Nadal apretando el puño triunfador... La respuesta es segregación de sustancias beneficiosas para el cerebro y para el cuerpo. Conozco las endorfinas, pero seguro que hay otras. Todos sabemos la necesidad del heroe, de la proyeccción en los logros del otro, la sensación de estar integrado en la colectividad...

Pero, ¿por qué necesitamos esas sustancias? Ya sabemos que nos producen placer, pero, ¿cuál es su fin último? El placer es el modo en que nuestro organismo se asegura de que repitamos, pero ¿para qué?. Quizá símplemente para qué nos movamos y mantengamos el cerebro en marcha. Quizá porque el cerebro lo necesita para alcanzar visiones de futuro (el LSD es un camino rápido de hacer lo mismo). Le preguntaré al Sr. Punset.

viernes, 20 de marzo de 2009

Las tareas de la nueva era (IV)

La coyuntura actual precisa de una visión más alta y menos partidista. De aquí a las elecciones del 2012 queda mucho y entre medias una crisis que superar.

Creo que ahora sería imprescindible que el PP y el PSOE se pusiesen a diseñar medidas económicas contra la crisis, implicar a todos los españoles en el esfuerzo y hacernos sentir que como dijo aquel "o nos salvamos todos o no se salva nadie". Ya no se trata de apoyar al Gobierno, ya no se trata de arrinconar a la oposición; se trata de sentarse Gobierno y oposición y dejar la contienda electoral para el 2011.

Hay unos fines que conseguir: No perder calidad de vida, o sea vivienda, sanidad, trabajo, educación y bienestar. (Esto no incluye el lujo, que es otra cosa.)

Ello implica que si no hay trabajo para todos los que aqui viven, vivienda, educación, sanidad y bienestar, habrá que ver de repartir hasta donde se pueda y ver qué es imprescindible y qué no.

Todos deberíamos trabajar menos, ganar menos y pagar menos por los alimentos y la vivienda. El salario mínimo debería no ser tan mínimo sino que debería poder cubrir la comida para el mes, el pago de hipoteca según los miembros de familia que no trabajan, transporte, vestido y algo más para ocio. Y quizá todos los miembros de una familia en edad de trabajar, deberían hacerlo. Creo que es mejor que cuatro miembros trabajen cuatro horas cada uno a que uno deba trabajar doce. Y trabajando cuatro horas, se tiene tiempo para estudiar y disfrutar de tiempo libre.

Todos deberíamos tener acceso a la educación y la sanidad. Para ello deberíamos aportar más dinero al estado, deberían desaparecer los trabajos de por vida y el interes privado no debería ir en contra del interés público. O sea que un trabajo no se basase sólo en el interés del empresario contra el interés del trabajador como individuo. Todo el mundo debería cambiar de trabajo cada cierto tiempo, pasando por labores sociales, labores manuales y viajes, hacer de todo un poco y que ello no le ocupara más de la cuarta quinta parte de su tiempo diario.

¿Podría yo vivir con menos dinero? Sí, pero debería dejar de gastar en tonterias como televisión, videojuegos, reproductores, coches, servicios que dan de comer a otros. Porque realmente no les dan de comer a esos otros trabajadores; se usa una pequeñísima parte del dinero obtenido para pagarles. El resto va al bolsillo de unos pocos. O sea, que si pudiéramos trabajar menos y por tanto ganar y gastar menos, realmente ¿quién perdería más? ¿nosotros o los ricachones que se forran con los beneficios?

viernes, 13 de marzo de 2009

Las tareas de la nueva era (III)

Creo que muchos, pero muchos funcionarios, deberían dedicarse única y exclusivamente a controlar que "el mercado" cumple con las normas. Entiendo que es bueno que exista lo privado, porque, ante todo, un estado que resuelve todo, que provee de todo, es imposible por lo caro; pero lo que sí hay que asegurarse es de que las normas se cumplen. Así se acabaría con las contabilidades B, con el dinero negro, con la economía sumergida... y eso generaría una enorme cantidad de dinero para el propio estado. Además debería haber auditorías privadas sobre el estado, con informes directos al parlamento.

Sí, todos controlando a todos. ¡Qué miedo!

O eso, o no nos quejemos porque el mundo sea una mierda.

jueves, 12 de marzo de 2009

Las tareas de la nueva era (II)

El problema me parece que es que todo se compra y se vende y todo cambia de precio. Y hablo de acciones, servicios, ocio, personas, viajes, etc, Son cosas que no tienen un límite, pero el mundo en que vivimos sí lo tiene. Cómo podemos crear cosas infinitas alrededor de algo finito. Es imposible. No es imposible, pero es un suicidio.

Tomo una casa. La aseguro, la compro, la vendo, la hipoteco, la pinto, pero sólo tengo una casa. Si la casa se incendia, todo lo demás desaparece con ella.

Pero es que además ese seguro a su vez se ha revendido y la hipoteca también, o sea, que se ha creado una existencia de segundo nivel. Si la casa desaparece, ¿qué pasa con esa hipoteca y con ese seguro revendidos?.

El neo capitalismo ha intentado dejar en manos del mercado la situación que es como echar cometas al viento. El mercado no es sabiduría, es azar.

También yo creo que hay que volver a poner los pies en la tierra, cultivarla y cuidarla. La diferencia debe ser que ahora no tenemos que hacerlo con las manos. Tenémos máquinas.

lunes, 2 de marzo de 2009

Siempre quieres lo que no tienes

Esta canción tiene un estribillo con una disonancia preciosa. Para mí siempre irá unida a la imagen de una gaviota que se alejaba volando. Así se van muchas personas de nuestra vida, pero siempre vienen otras nuevas y en los malos momentos siempre podemos recordar los buenos momentos que esas personas compartieron con nosostros. Parafraseando a Serrat, "nunca es triste la vida; lo que no tiene es remedio".

domingo, 1 de febrero de 2009

La belleza del ser humano

En esta foto Nadal abraza a Federer que no había podido evitar las lágrimas. ¡Qué más da quien haya ganado!

Creo que lo más bello del hombre es la nobleza. Y estos dos jugadores han demostrado que el deporte puede no solo puede ser bello, no sólo excitante, sino también ejemplarizante.

Ver a estos dos caballeros, a estos dos luchadores sin fatiga, sin concesiones, pero con un respeto y una admiración mutuos, ver esto, digo, me reconcilia con el ser humano.

Esta será de esas cosas que me harán brillar los ojos si llego a viejo y tengo la ocasión de recordarlo.

Ya podrían nuestros políticos, banqueros y tiburones aprender de estos dos caballeros, que aunan sus modos y su espíritu. Ni el poder en sus manos les arrebata su sentido humano.