viernes, 31 de octubre de 2008

¿Cómo quieren salir de esta crisis?


La solución a la crisis, debe pasar por atender la pobreza en serio.

Las cajas españolas se lanzan a una carrera de concentraciones "para no morir". Eso estaría muy bien, si ello no supusiera la pérdida de puestos de trabajo -que siempre son los de abajo- y el cierre de oficinas "duplicadas".

Vamos, que quien sale ganando son las cajas -y se les dá dinero para hacerlo-, pero el usuario y el empleado, no ganan nada.

La reforma del sistema financiero me parece una patraña. Lo van a maquillar para poder seguir jugando con nuestros ahorros a través de nuestro miedo.

El lema es no matéis la gallina de los huevos de oro, que nos vamos a la ... (pongan lo que quieran).

Pero nadie habla de arreglar lo del hambre. Ahora no es prioritario. Eso sí; han sacado todo el dinero para ayudar al "sistema" pero sólo ha habido migajas para acabar con el hambre.

Lo que se debe pactar el mes que viene es la nueva forma de gestionar el mundo. Y eso incluye ayudar a los de abajo y meter en vereda a los sinvergüenzas, no a premiarles (los bancos americanos se van a gastar el dinero que les den para repartir dividendos; es el colmo).

Y vuelvo a preguntar -como se preguntan todos los sensatos- ¿por qué dirige la reunión el culpable de lo que ha pasado, o sea Bush, o sea EE.UU.? Debería ser Europa, que parece bastante más sensata (y dentro de Auropa, España, la mejor situada), acompañada de los paises que más lo sufren, como es el tercer mundo.

Y EE.UU. a oir, callar y asumir.

Mujeres, algo más que individuos


¿Es correcto mezclar en una frase motos y chicas?

Parece sexista mezclar motos y chicas, aunque sea para decir "Con las motos hay que ser tan sensibles como con las chicas"

Pero, por otro lado, si no existiera el sexo, no habría procreación y no habría perpetuación de la especie.

¿Dónde está el límite?

A las chicas, en tanto que personas, les molesta que se les cosifique. Pero si están delante del hombre de sus sueños, pueden perder los papeles.

Los hombres perdemos los papeles con un coche, con un balón de futbol, con cualquier chica... Hablo, por supuesto, de hombres y mujeres normales.

Me voy a arriesgar a definir tres caras de una mujer (desde mi punto de vista como hombre): persona, hembra e individuo.

La mujer siempre es persona y por tanto nunca está justificado hablar de ella como si fuera ganado o tratarla como si fuera tonta. Son dos defectos típicos de nosotros los hombres (normales).

A veces la mujer se nos muestra como hembra, pero esto sólo pasa en ciertas ocasiones y en la intimidad. Para mí como hombre es una suerte gozar de este momento. Es el momento en que el resto del mundo desaparece de mi alrededor. Entonces me muestra la parte más intima de su persona y es el momento de tratarla con más cuidado (a nivel afectivo, porque las prácticas sexuales tiene el límite que entre los dos decidan).

El resto del tiempo la mujer es un individuo, con sus defectos y virtudes, por lo que actos como cederle el paso sólo por ser mujer (y sólo si es guapa o "está buena") o sonreir condescendientemente cuando hace un comentario, resulta totalmente inadecuado o incluso ofensivo.

Y ahora viene la parte más dificil y que yo no domino en absoluto: la seducción. El trato a la vez con la persona, la hembra y el individuo como un todo y a la vez separadamente. Admiro a esos hombres que saben llegar a cada parte de la mujer para despertar (y mantener) su interés.

Estos tiempos son de crisis. Pero la vida sigue y hablar de seducción no es inadecuado. Por ello quiero hablar del dinero. El dinero puede ayudar al juego de la seducción, pero también lo puede destrozar. Es como echar sal. Si te pasas, mejor olvidate de comer. Un huevo frito bien hecho es tan bueno o mejor que muchos grandes manjares.

Por último añadir que el día en que no haga falta el sexo para la procreación, ¿se acabará el sexo?

martes, 21 de octubre de 2008

Carta de Mª Angeles Rios

Yo no creo en Dios y por tanto no creo que la solución sea Dios. Para mí la solución eres tú y la gente como tú, que creéis que las cosas se pueden hacer mejor. Muchas gracias por esta carta, porque me ha reconciliado con las mujeres.

"Después de asistir al juicio del rumano que mató a su esposa en la calle del Rosario, pude comprobar que el fiscal hizo un trabajo excelente, lo mismo que los letrados de la acusación. Tambien el abogado defensor demostró ser un buen profesional, cuando lleno de honestidad dijo que no pudo realizar un trabajo adecuado por faltarle un traductor, ya que el inculpado solo chapurreaba el español y su coeficiente intelectual no iba mas allá, agregó que a pesar de la veintena de veces que visitó al acusado en la cárcel no pudo saber lo que pasaba por la cabeza y por el corazón de su defendido en el momento en que mató a su mujer.

Después de oír a todas las partes en el juicio y viendo a ese hombre, pude darme cuenta que él mató a su esposa, claro está, pero tanto ella como su nuevo amante y la hijastra del acusado habían estado provocando a un individuo de muy pocas luces, y si hablamos de la perfección de la justicia, en este juicio precisamente creo que nuestra justicia se pareció a la de un país tercermundista. A ningún español nos gustaría caer en delito en un país donde no entendiésemos a nuestro abogado defensor.
Al mirar a ese rumano, se podía ver a un pobre infeliz, que ni siquiera en el juicio donde se le juzgaba por homicidio o asesinato, aún no se había dado cuenta del daño que le había hecho a la persona que más lo había amado en su vida.
Y una vez condenado ¿que hace la sociedad maravillosa y postmoderna que tenemos? lo encerramos durante unos pocos años, tal vez menos de los que se merece.
¿Y cuando salga que? si resulta que en nuestra sociedad aun no hemos encontrado la formula para rehabilitar a esta persona. Este hombre puede que fuese un maltratador, pero de lo que se trata es que deje de serlo, que pague el precio del daño que hizo, por supuesto, pero hay que pensar que es persona y lo ideal es que llegado el momento pueda vivir en una comunidad en paz.
Yo estoy segura de que el único que cambia a las personas es Dios. Este hombre solamente volverá a recobrar su dignidad sabiendo que Dios su Creador lo quiere y que dió la vida en una Cruz también por él. Solo Dios es capaz de convertir una mierda en una persona preciosa.
La única forma de que este hombre se reinserte en la sociedad y se arrepienta del daño que ha hecho, es leyéndole y explicándole los mensajes que tiene Dios para él por medio de su Palabra, para que se dé cuenta que Dios quiere ser su Padre y su Amigo, y que si recurre a Él, lo limpiará de todas sus imperfecciones adquiridas a lo largo y a lo ancho de toda una vida.
No debemos olvidar que todos los maltratadores fueron niños una vez y también fueron maltratados alguna vez en su vida, algunos durante años, los gritos y los palos es el único lenguaje que entienden para solucionar las cosas.
Me gustaría ayudar a este hombre e indirectamente a la sociedad, y poderle visitar en la cárcel para poder decirle el lujo que es tener un Dios que a la vez es nuestro Salvador y nuestro Padre.
Yo no tengo ni idea a quien debo dirigirme para ayudar a este hombre, por eso le mando este correo a muchas personas, a los responsables y a los profesores que tuve en el curso de violencia de genero, pues necesito un interprete y además quiero estar apoyada por la administración.
Puesto que la sociedad no ha conseguido la formula para rehabilitar a estos individuos, creo que es el momento de pasarle el relevo a Dios.
El lema del budismo y del induismo es que no hagamos el mal que nosotros no queremos que nos hagan. Pero el lema de un cristiano es que hagamos el bien que nosotros queremos recibir. Lo que nos diferencian de las civilizaciones que no tienen a Cristo por modelo, es que en esas sociedades se quedan muchas cosas buenas por hacer. Si estuviesemos en el lugar del condenado a todos nos gustaria que alguien intentase llevar un poco de paz a nuestra alma.
¿Que piensan ustedes? Yo creo que vale la pena que lo intentemos.
Un saludo. Mª Ángeles Ríos."

jueves, 16 de octubre de 2008

¿CRISIS?, ¿QUÉ CRISIS?

Nota: imagen tomadad de internet.

Me han pasado un resumen del porqué de la crisis bastante clarito (http://www.box.net/shared/8kfxc5hqmv).

Si no lo he entendido mal, cuando el Sr.Bush y su gente bajaron el precio del dinero en el año 2005 para dinamizar la economía, pusieron en marcha un sistema medio perverso, que al no ser controlado se convirtio en completamente perverso dentro de los EEUU.

Luego, con la titularización (los bancos vendían la propiedad de las hipotecas que habían concedido) y esconderlas bajo nombres de fondos de inversión, el problema se extendió al resto del mundo.

De este modo, la gente no invertía ya en empresas, más o menos rentables, sino en hipotecas más o menos pagables. Claro; cuanto más dificil de recuperar, más alto el posible beneficio del fondo de inversión (nos suena?). Pero esto no es inversión, sino lotería pura y dura. No conoces al caballo al que apuestas.

Si no he entendido mal, hay unos cinco tipos de fondo de esos:

- los buenos, que son sobre hipotecas con todas garantías
- los regulares, que son sobre hipotecas con medias garantías
- los malos, que son sin garantías y que se han dividido en:
- las de "con algo de suerte, pagarán"
- las de "quizá paguen"
- y las de "ni de coña pagan"

Cuando las hipotecas han ido dejando de pagarse, porque se las dieron a insolventes, y alguien ha dado la voz de alarma todo el mundo ha salido corriendo al grito de sálvese quien pueda y el chiringo se ha ido a la porra. ¿Qué hubiera pasado si nadie hubiera empezado a dar gritos y los bancos hubieran intentado arreglar esto? No sé. En España los socialistas han intervenido varias veces contra estos enjuagues (Rumasa, Banesto, etc... ) y no ha pasado nada. Pero el "desgobierno" de EEUU se ha puesto a pedir ayuda en vez de poner leyes que hubieran dejado claro la inutilidad del sistema neo-conservador. En España,eso mismo tipo de "desgobierno" de los "neocon" permitió los Gescartera y Forum Filatélico. Vamos, duros a peseta, que se dice.

Ahora se ha decidido comprar a los bancos todos esos fondos basura; pero, ¿quién controlará que no vuelvan a titularizar hipotecas basura ni no basura?.

Me decía mi abuela que mejor no apostar si se puede perder y mi tía que arriesgar mejor poco. Así que por mi parte seguiré sin invertir en bolsa de momento. Quizá cuando me jubile, pero apostando 10 e invirtiendo 90 y no al revés.

jueves, 9 de octubre de 2008

flas sobre zero

La Cocacola está usando una sustancia cancerígena en la zero en españa y alemania pero no en francia ni en ee.uu. ¿Quien manda en el mundo? Pues la gente. ¿Por qué si no se ha conseguido que la quiten en Francia y EE.UU.? En España sigue mandando el quejarse en voz alta pero nunca por escrito. ¿Es que no sabemos escribir? Me voy a hacer de la OCU. Ya me he cansado.

Otra economía


Ya sé que para muchos todo esto que viene a continuación son sólo perogrulladas, pero internet es un mundo abierto.

Tampoco esto trata sobre la economía mundial sino sobre la economía personal de vida.

Espero con paciencia. Alguien se cuela. ¿Lo hace porque tiene morro o lo hace porque tiene prisa? ¿Debo evitarlo? ¿No?
Alguien me adelanta a toda velocidad en la carretera. Las mismas preguntas.

Si alguien hace las cosas por insolidaridad, llegará un momento en que tropezará con una piedra. Prefiero no ser yo.
Atracan o hieren a alguien. ¿Debo pasar del tema? ¿Debo perseguir al delincuente? ¿Debo atender a la victima?

Creo que lo que yo (al menos) llamo economía de la vida (gasto contra beneficio y necesidad) rige todos los aspectos de la vida, menos cuando la pasión se hace dueña de la situación.

Y creo que la pasión se debe dejar salir sólo si el fin es bueno: amor, cariño, atención... Pero si no es así hay que reprimirla. El problema (mi problema) es que la pasión no es fácil de controlar. O se és apasionado o no se és.

La economía de la vida es interesante, porque el beneficio a corto plazo (un mamporro dado a un cretino) suele ser perjudicial a largo plazo (un enemigo, sentimiento de descontrol, problemas en el entorno...).

miércoles, 1 de octubre de 2008

¿LA CAIDA DEL MURO DEL CAPITALISMO?

Ya sé que soy un cándido, pero aún me sorprendo de que el beneficio sea lo único que importa a estas personas que nos han llevado hasta aquí. Resulta que yo creía que las hipotecas "subprime" eran hipotecas que los bancos daban sin pedir garantías a cambio. Pero no. Los bancos mantienen sus manos limpias. Contratan agentes cuya única finalidad es conseguir hipotecas, a cualquier coste. Así que según el ejemplo que he leido, toman a un hombre desempleado y con aspecto de no tener un duro, sentado en el borde de la acera, y le ofrecen cualquier cantidad para comprar cualquier casa; así, sin más. Luego, el banco no comprueba lo fiable de lo recibido del agente. Y de ahí viene todo lo demás.

Falla el control. Cuendo hablábamos de Comunismo hablábamos de control total del estado sobre la vida del ciudadano. Es un sistema que, como en Cuba, controla que nadie muera de hambre, pero es malo para el desarrollo tecnológico (digo tecnológico y no humano). El Capitalismo en cambio -me parece a mí- propone que el mercado mueva los hilos. De este modo, el genio humano sin cortapisas y con motivaciones, desarrolla nuevas ideas muy buenas (esto es discutible). Lo que está claro a mi entender es que si tienes un cuarto lleno de niños dando voces y saltos, pasándoselo en grande, debes controlar que nadie se haga daño o dañe a los demás. Eso es lo que haría un liberalismo.

Pero aparece el neo-liberalismo (o neo-conservadurismo) que es el padre que deja a los niños a su bola en la piscina de casa y se marcha a tomar unos güisquis con los demás padres. Así pasa que el niño pobre, que no sabe nadar, es muy probable que acabe ahogado.

Pero no nos engañemos. Este acontecimiento del neo-con es la consecuencia lógica de "la caida del muro". Es el movimiento pendular, la sensación por parte del capitalismo de que acabado el comunismo, no hay límites. Volviendo al simil, el chaval con su motocicleta nueva en medio del campo. Se ha dado la galleta. Lo importante es aprender de ello. Y aprenderemos, no me cabe duda.