miércoles, 6 de febrero de 2008

Crisis

Se acercan las elecciones y, como una prueba de fuego, una reválida, aparece la crisis en el horizonte, para ver cómo la capea este gobierno nuestro.
Iñaqui anoche ya dijo que de momento el Gobierno se escuda en el "no pasa nada" y se equivoca. Esperemos que cambie.
El PP perdió las elecciones porque no supo afrontar con valentía la verdad.
Zapatero y sus chic@s deberán enmendar. Mientras Pepe Blanco se encarga de las elecciones, los ministros deben aperecer en sus puestos, aportando su grano de arena a afrontar la crisis.
Porque esta crisis afecta a todos, a la economía, a la vivienda, a la educación, a la sanidad, a lo social...
Me gustaría que esa sensatez que hace falta, se le cuente clarito al público. Que no se oculte la verdad, que se diga "existe un problema en el mundo, que nos afectay para paliar esto, vamos a hacer lo siguiente..."
Y como hablar es fácil, también quiero aportar mi granito de arena. La gente quiere confianza, como decía Iñaqui; no quiere incertidumbre, o. al menos, pensar que va a pasar.
Quiero reuniones de crisis para que aunque ellos digan que son electoralistas, la gente vea que el Gobierno se moja. No quiero caras asustadas, pero sí caras serias y que se borre el "no pasa nada" de los semblantes.
Quiero ver un gráfico en el que aparezca el crecimiento de estos cuatro años comparado con la bajada que tenemos, pero un gráfico sencillo y claro.
Quiero que se diga que se va a hacer caso a esos desempleados que necesitan obras nuevas (sobre todo en obra pública, ya que nos sobra el dinero) Que el Gobierno no regale nada, pero que diga que ese superavit lo invierte en nuevas obras para crear empleo.
Que se convierta a todos los funcionarios en inspectores que velen por el buen funcionamiento de la sociedad. Que tomen informes de los desmanes y que alguien luego vea los que son importantes y los que no. Y que los funcionarios que lo deséen se puedan sentir útiles.
Que se cree en la sociedad la idea de que todos formamos parte de la solución. Que el dinero que se gasta en arreglar los desperfectos que provocamos se puede dedicar a crear infraestructuras. Que si todos vamos a usar el transporte público porque las cosas van mal, pues que lo cuidemos, que lo respetemos, que seamos solidarios con nosotros mismos y no solo con el tercer mundo.
Que los alquileres no se puedan subir hasta las nubes, que se regulen los máximos del precio de venta de la comida y el mínimo de compra a los agricultores. Que si una opa es algo que hay que controlar, los precios también. El estado debe ser algo intervencionista para ayudar al pequeño ahorrador. Que se prohiba terminantemente fumar en los sitios públicos de una vez. Que los niños y los ancianos se sientan protegidos.
Hay que convencer a la gente de que los malos tiempos son buenos para limpiar la casa y para dar lo que nos sobra a los que no lo tienen y que un cochazo es la peor inversión que existe.

4 comentarios:

Gizela dijo...

Muy interesante tu "granito de arena"
saludos Gizela

Camilo dijo...

Gracias, Gizela, pero esto va tan deprisa... lo que ayer era terrible, hoy h sido olvidado en este mundo de locos del primer mundo. Cuanto más alto el número de mundo, más velocidad, más locura, más desenfreno. ¿Por qué no podemos bajar el ritmo?

Alimontero dijo...

Tu granito declarando esto es mas que eso Camilo.. te felito por eso..porque por este blog "tu si te mojas el..." como decimos acá en Chile.
Veo que la globalización en este sentido es total!
Pasamos por instantes parecidos...
Un abrazo por compartirme algo de tu país..
Ali

Camilo dijo...

Es que ese día me levanté calentito. Vaya! Gracias.