viernes, 31 de agosto de 2007

Hojas en el viento


Naces, creces, te desarrollas y llegas a la edad en que te supones adulto y crees que eres tú quien se mueve por la vida. Pero eres como un panderetillo brujo, sujeto a los vaivenes de esa misma vida, que como un viento te sube y te baja hasta que un día te ves como esa hoja en el viento y esto resulta un choque que te deja como grogui.

Pero quizá otro día tienes la suerte de encontrarte con alguien que te enseña la diferencia entre una hoja, que se deja llevar, y un ave, que aprovecha el mismo viento para ir a donde desea. No se puede hacer que una corriente descendente suba, pero siempre se puede encontrar una corriente ascendente para ir a donde queremos.

Yo he tenido la suerte de encontrar a dos de esas personas que te ayudan a situarse. Me han dado su cariño y claridad de ideas.

No sé cómo me ira a partir de ahora, pero vuelvo a sentirme fuerte en mi debilidad. Y menos inquieto con lo que el futuro me depare.

9 comentarios:

mi despertar dijo...

Estoy feliz por vos que estés mejor, bueno estamos en la misma ...Disfrutá tu verano, mirá las nubes del cielo,sentí el agua cuando te metas en ella, mirá el sol de frente y cuando llegue la noche hacele un giño a la luna que ella te devolverá lo que estas buscando

adelle dijo...

Yo creo que hay tiempo para todo en la vida, para ser hoja y dejarnos llevar por el viento y para ser pajaro y volar contra los vientos.
Cada día tiene su afan........
Creo que lo magico de la existencia es que podemos disfrutar y encontrar el encanto siendo hoja o pajaro.
Un abrazo

Arbillas dijo...

¡¡ que alegria me da de verte así!!.

Disfruta del aire, y haznos felices con tus viajes.

De vez en cuando habla con el soplo y dile que no deje de visitarnos.

Un abrazo.

adelle dijo...

Bueno a veces somos hoja al viento y otras pajaros que vuelan hacia donde quieren ir.
Yo creo que hay tiempo para todo en la vida y tenemos que aprender a confiar que se nos dara justo aquello que necesitamos.....
Un abrazo para ti

Arbillas dijo...

Me ha gustado eso de "en que te supones adulto"... ¡¡que rzón tienes!!, yo creo que nunca llegamos a adultos porque siempre queda algo de niño y joven en el corazón y nos impide sentirmos mayores y adultos.
Es una chispa que no debemos perder.

Celebro que descubras que tienes alas y que puedes volar y decidir la dirección en la que quieres ir, pero no te olvides nunca de abandonarte de vez en cuando al aire y viajar a la aventura.

Un abrazo y un beso.

Camilo dijo...

Gracias por vuestros comentarios y por pasar por aquí. Ya he vuelto al dia a día. Glup!
Mucha, he disfrutado de estas vacaciones (aunque me pasé dos días fastidiado con el estómago). El sitio donde he estado huele mucho a eucaliptus y con las lluvias que ha habido, se ha disparado el olor. Y el agua, aunque algo templada para mi gusto, ha sido muy agradable.
Adelle, he intentado vivir el momento, pero es que el momento estaba lleno de rico pescado! Lo he disfrutado de veras. Y sí, creo que he intentado aceptar lo que el día me daba (aunque a veces trae algunas cosas...) Gracias.
Arbillas, sé que el viento os ha visitado. A nosotros nos ha tratado bien. Ha sido muy placentero. Si puedo, colgaré alguna instantanea. Intento ser adulto, pero como bien dices, el niño que llevamos dentro nos maneja también.

Un beso.

Tanhäuser dijo...

He decidido otorgarte el premio "Blog Solidario". Espero que no te moleste.
Por favor, no sientas ninguna obligación por ello.

Un gran abrazo.

reikiaduo dijo...

Si en vez de jugar al gastado jueguecito del "este mundo me debe pero no me paga", jugáramos el juego de la aceptación de lo real... para luego flotar en ello, otro gallo nos cantaria

Camilo dijo...

Tanhäuser, gracias por tu obsequio, que no sé si merezco, pero que intentaré merecerme. Un abrazo para tí.
Reikiaduo, bienvenido. Siempre es grato recibir visitas nuevas. Espero que se repita. Tienes razón en que hay demasiada gente esperando a que le resuelvan los problemas sin mover un dedo. Creo que se debe a los "happy end", "principe azul", "recompensa al bien" y otros cuentos. Este mundo no es justo ni injusto, es lo que hay y depende de cada uno cómo lo vive, añado.