sábado, 10 de marzo de 2007

¿La liberación de la mujer?

Bueno, Dulce, ahora sí que me has dao en to' el bebes. ¿Que bebes?, diras. Pues una cerveza doble. Je, je. Ahora en serio. He leido el artículo que me has dicho. (http://yoernesto.blogspot.com/2006/06/el-puesto-de-la-mujer-moderna.html)

Bien. No voy a decir que es un artículo retrógrado. Es algo normal. Si pudiera, tampoco yo trabajaría. La leche! Pero es el precio de la libertad. Hay una chica que dice que ahora vive con una segunda pareja y es más feliz. Eso nunca hubiera podido suceder sin la liberación de la mujer.

Por otro lado, los hombres no hacemos nada esto de lo que se queja la autora: "...el precio por estar siempre en forma, sin estrías, depiladas, sonrientes, perfumadas, uñas perfectas, sin hablar del currículum impecable, lleno de maestrías, doctorados y especialidades". Creo que no lo habéis pillado. La igualdad no consistía en currar como los tíos pero seguir pareciendo huríes.

El problema es que el testigo y liderazgo de la liberación femenina, no solo lo han tomado esas mujeres extraordinarias que todos conocemos. Las empresas están llenas de boniatas que han consentido que el machismo siga campando a sus anchas e intenten ser las mas guapas en el consejo de administración.

Además, eso de quedarse en casa mientras el hombre se parte la espalda no es de recibo. A ver si va a resultar que los que nos hemos liberado hemos sido nosotros... Antes, cuando una mujer tenía diez o doce hijos y no había electrodomésticos, era duro y el hombre entregaba el dinero en casa y a callar. Pero los tiempos cambian, señoras. Ahora todos somos iguales, o deberíamos serlo.

Esta es la lucha. No pensar en quedarse en casa, que lo de la mujer florero es para las se lo montan de rechupete y aparecen en las revistas del corazón sólo por ir con. Tenemos que conseguir que una mujer sea apreciada por lo que vale y no por lo que enseña. Señoras, a currar.

Ya me gustaría a mí que una mujer me abriera la puerta. En vez de copiarnos, las mujeres deberían enseñarnos métodos nuevos.

Un beso a todas.

9 comentarios:

Dulce dijo...

Camilo sigo pensando que eres GENIAL!!!!!!

Si por mi culpa has escrito este post me parece magnífico.

No voy a entrar en un debate simplemente diré que "Para ser alguien, una mujer no tiene que ser como un hombre sino más mujer todavía"

Los que quieran conocerme mejor solo tienen que entrar en mi Blog y leer lo que publico...

Un besazo.

Camilo dijo...

Gracias dulce, por poner la guinda al artículo. Ser más mujer. Me encanta. De hecho, lo que más me gusta de las mujeres es que sois mujeres. Je, je.

pensando con el corazon dijo...

Pues yo voy a añadir algo que no quiero que se moleste nadie vale?

Yo quiero los hombres, más hombres...ja, ja, ja

Un abrazo a los dos!!!!!!

Camilo dijo...

Pero, bueno, Sarsillo, esto más que un blog va pareciendo un sitio de latrocinio y despiporre. Pero ¡por favorrrr!!!! Me satisface enormemente, je, je.
Un placer que hayas aparecido de nuevo. Nos alegra enormemente cada vez que te prodigas (que lo haces bien poco).

mi despertar dijo...

Camilo...gracias por compartir en mi blog tus pensamientos.El articulo interesante. Yo no puedo decirte mucho porque vivi mi vida dedicada totalmente a un hombre...y a mi familia y ahora que estoy nuevamente por mi cuenta la vivo plenamente a mi manera.lo que soy lo escribo, lo que pienso lo actuo.
Abrazos desde mis sueños

Dulce dijo...

Los Beatles sabían de que hablaban cuando escribieron su canción, "ME LAS ARREGLARE CON UNA PEQUEÑA AYUDA DE MIS AMIGOS".

http://youtube.com/watch?v=poUoCggQZd0&mode=related&search=

Los amigos no viven simplemente en armonía, como dicen algunos, sino en melodía...

¿¿¿Como podríamos arreglarnoslas sin echar una mano a los amigos????

Un besazo y una "tonelada" de amor.

Blanca dijo...

Pues yo no quiero ser como un hombre... quiero ser una mujer, a ser posible de armas tomar... y seguiré así hasta la fosa.
Lo que me gustaría es que el mundo no esté regido por hombres, ni los consejos de administración de las empresas, ni los exégetas de cualquier religión, gobierno, departamento de RR.HH., etc...
Que no se mire el sexo, solo las capacidades... Bueno, que me mire el sexo.... quien yo quiero, que me lo mire y remire, que haga uso de él cuando me place y le place... ahí si quiero que se me noten los genes...
En todo lo demás.... no, no y no

Maripuchi dijo...

Camilo,
Llevo días para contestarte pero tengo tal tormenta en la cabeza que probablemente diré cosas al tuntún.

Te digo lo mismo que Dulce, que Sarsillo, que Blanca.

A una mujer se la debería valorar por sus capacidades. Lamentablemente no suele ser así.

No lo es en el mundo laboral.
No lo es en el mundo familiar.

Cuando una mujer tiene los huevos para enfrentarse con hombres que la ningunean, se la llama de todo. Además, tienes que ser guapa (por fuera), depilarte.

El fracaso de la mujer es querer compararse con el hombre.

Abrazos.

Camilo dijo...

Gracias, chicas, por vuestros comentarios. Esto es una batalla por tirar barreras pero sin perder lo bueno que cada uno tiene. Pero no olvidéis juzgar vuestros propios prejuicios para erradicarlos. Ya sabéis que nuestro peor enemigo está dentro de nosotros, mientras no hagamos las paces con él. Besos.