viernes, 2 de febrero de 2007

Política

Hace poco borré una corta reseña recién incluida en la que hacía referencia a un tema de Franco y Salamanca. Lo incluí como queriendo decir: mira: los del PP la han vuelto a hacer. Luego lo quité, porque ,digamos, el tema político está alterando los nervios de todo el mundo y no quería contribuir a ello.Hoy he pasado por un blog y me he encontrado a alguien más cabreado que una mona con los socialistas en general y con el Gobierno de Zapatero en particular. Y me he visto a mí mismo hace tres años, cuando gobernaba Aznar. Esto me ha dado que pensar. Desde que hice un curso de negociación (he estado en un Comité de Empresa), he aprendido que nunca hay que olvidar que en una discusión el de enfrente puede tener razón y, en cualquier caso, tiene sus razones.Por ello es por lo que necesitaba escribir esto. Le he dejado un comentario, corrigiendo lo que he entendido era una inexactitud al confundir al Grupo Socialista en el Congreso con el Gobierno (que en tiempos de Felipe Gonzalez eran lo mismo). Pero he leido ahí tantas cosas con las que no estoy de acuerdo, con las que creo que nadie sensato estaría de acuerdo, que he pensado que esta persona era presa, bien del odio, bien del miedo. Quería contestarle tanto que no he contestado nada. ¿Para qué? Cada uno estará encasillado en su lado. Lo de menos será la verdad objetiva. Lo importante será ganar al otro o, mejor dicho, no perder.La política debiera ser el ejercicio de la conciliación de los diversos intereses, que no puntos de vista, en temas ciudadanos. Pero -para eso somos seres humanos- mezclamos las creencias religiosas y los rencores familiares con ello. Veamos. ¿Es justo que una mujer pueda votar? Es algo hoy en día indiscutible, pero nadie -en general- mató para conseguirlo. En todo caso mató el que quiso evitarlo. Pues este es un tema social y la política intenta ayudar a solventarlo. Así aparecen los derechos de adopción, el divorcio, los bienes gananciales, el aborto, etc. Por cierto que casi todas estas leyes han sido para elevar el grado de ciudadanía del más débil: la mujer. Ahora seguimos con los gays y nos faltan las minorías etnicas e inmigrantes. Pero luego está el tema de los intereses de lindes, propiedades y regiones -hoy autonomías-. La política debiera servir para arreglar los asuntos que no se pueden arreglar en un juzgado porque no son delitos, son conflictos de intereses. Por aquí tenemos el tema autonómico hoy tan en boga. Dirá mi mencionado melancólico lo que quiera, pero yo no me atrevo a decir lo que pienso del tema vasco. Y no es por el miedo que le tengo a los Abertzales precisamente.La política no es como el futbol y el problema es que tratamos la política como el futbol: yo defiendo mis colores y quiero que gane mi equipo aunque sea de penalti injusto y al que pierde que le zurzan. La política no es eso. En política hoy ganas una votación tú y mañana yo, pero no debemos olvidar que si lleno de mierda la acera, serán los hijos de los dos los que la pisarán. Por eso me gustaba Tierno Galván y a muchos no les gustaba: porque les ganaba pacíficamente, con el buen sentido común y la educación. A este pais le falta buena educación.

5 comentarios:

zalakain dijo...

tah passao, tío, mu güeno

Camilo dijo...

Yo no quiero hacerme el bueno, que yo también confundo futbol y política a veces. Pero me gustaría ser más objetivo muchas veces. Este artículo también para mí.

Dulce dijo...

A mi también me ha gustado tu post.

Tus respuestas en mi Blog estan llenas de sensibilidad. Te doy un SOBRESALIENTE!!!!!!

Un beso.

pensando con el corazon dijo...

Buen post, si señor. Mira si nos preocupasemos más en indagar y abonar todo lo que tenemos en común, las diferencias no nos enfrentarían, pues desaparecería esa "competencia" que sólo nos lleva a las "comparaciones" de unos con otros, de quién tiene más o menos poder... quién se lleva tras de sí a la "masa" o "masas" (sabes que hasta en la forma de nombrar una misma cosas se estudia de qué tendencia política eres? en el caso de "masa" lo usan más los partidarios de la derecha, y "las Masas" los de izquierda... curioso no?)

Fomentemos todo lo común, y desde ahí podremos entender nuestras diferencias de opinión y respetarlas..

Me ha gustado

Camilo dijo...

Gracias a todos por vuestras aportaciones. Quiero hace resaltar que soy poco extrovertido, pero que siento mucho aprecio por los detalles y es todo un detalle vuestra presencia en mi blog. Por ello os voy a premiar, como ya lo he hecho con Dulce, con incluiros en la gran, en la maravillosa, en la estruendosa lista de Mis Fa-vo-ri-tos!!! na menos. Ya podéis estar contentos, eh?. Vaya regalazo. Bueno, eso, que besos y abrazos y gracias de nuevo.