domingo, 11 de febrero de 2007

Encuentros

Estaba pensando, mientras repasaba mentalmente mi vida en los últimos quince años -tan radicalmente distinta de la anterior- en toda la gente que he conocido; todos los encuentros que he tenido.
Un día, hace mucho tiempo, mi hermano-padre se compró el libro de "Las Nueve Revelaciones" y -como siempre- nos intentó vender la moto. Mi hermano-colega y yo -como siempre- le dimos cera, pero al cabo del tiempo, mi colega -...- se leyó el librito para ver de qué iba y, bueno, no le pareció mal.Pues diez o doce años depués -una vez dejado mi honor a salvo- me lo leí yo. Y bueno, no estaba mal; era una mezcla entre la explicación de muchas cosas que nos pasan cada día y el poder de la mente, llevado hasta los fenómenos extrasensoriales y paranormales. (Por cierto; acabo de devolvérselo tras un año de tenerlo y me están entrando ganas de releerlo. Esto me suena; ¿no era cómo la definición del término "inutil"?). Bueno, a lo que iba. El caso es que en este libro habla de que ningún encuentro es casual. Que todo encuentro tiene un porqué; o bien esa persona tiene algo que transmitirte, o bien tu a ella. En fín, el caso es que esta mañana me ha dado por pensar que no es que ningún encuentro sea casual, es que todos los encuentros pueden darte algo, si tú los aprovechas. Diréis "qué tontería, decir que tú eres mía". No, pues parece igual pero no es lo mismo. Voy a plantear la teoría de que todos los encuentros son encrucijadas que podemos seguir en un sentido u otro, pero que siempre seguimos, como el agua no puede evitar seguir hacia el mar, aunque sea evaporándose (qué bonito ma quedao, qué poético). Imaginaos esas zonas de barro donde ha llovido y quedan canalitos (no canalillos) por los que circula el agua. Tú eres una gota de agua; cada vez que llegas a una bifurcación, tomas un camino. Pues así vamos trazando nuestra vida. A alguien le saludas de mala manera porque estás enfadado en ese momento o a otro le sonries porque ha tenido un fallo tonto y habéis cruzado vuestras miradas. Y creo, además, que cuanto más sonrias en la vida, mejor te irá y tu camino será más completo. Recibirás más. Ahora quiero aclarar que no es lo mismo la sonrisa del cordero que la sonrisa de alegría de corazón. La primera es defensiva, no recibe nada a cambio; sólo evita que te molesten. La segunda es la que nos hace más fuertes y afecta positivamente a los demás. Así que a sonreir todos. Ale. Y no he bebido ni una gota.

8 comentarios:

soleil dijo...

Gracias por contestarme . tu blog es una maravilla. Y me alegro que te haya gustado mi voz. Lo que leo no es un poema es uno de mis escritos que por casualidad me salen con rima Abrazos desde mis sueños


recomenzar.blogspot.com

zalakain dijo...

Hoy me he traído el yo fatalista y sólo me sale que la libertad es un espejismo, pero mañana vuelvo, a ver si me dejo la careta de la sonrisa (y sonrío así, porque sí ... eh que no me saaleee).

pensando con el corazon dijo...

Leí el libro hace tiempo, y me gustó.. NO sé si conoces "El Alquimista"... es útil

Si cada vez que "tropiezas" con alguien, esto es, todos los dias, tienes encuenta que algo importante tiene que transmitirte.. LA VIDA CAMBIA A MEJOR..

Un abrazo.. no te quedó cursi.. sino muy bien..

Camilo dijo...

Soleil: Hay poesía sin rima y hay escritos poéticos. Y el tuyo lo es. Ya alguna vez he tomado un escrito y le he puesto música. Creo que hay personas que hacen verso sin saberlo.
Zalacaín: Espero tus comentarios, tanto si son con sonrisa como si no; lo que pasa es que ya sabes que si son sin sonrisa, siempre intentaremos arrancártela (la sonrisa). Somos asín de perversos.
Corazón: No sé si vamos camino de ser como los Hare Chrisna, pero lo que no quiero ser es un ser de odio. No quiero caer en el "Lado Oscuro". Que la fuerza os acompañe.

Tanhäuser dijo...

Hace muy poco, una amiga excepcional, me pasó una cita precisa de Sábato que decía algo parecido. Me dio que pensar.
Saludos

Dulce dijo...

"Todos los libros tienen alma. El alma del que lo escribió y las almas de los que lo han leído, vivido y soñado con él."

No solo los libros tienen alma. También los cuadros, los dibujos, un jardín... un recuerdo. Cada vez que ponemos nuestros sentimientos al hacer algo, damos un pedacito de alma a los demás que se va enriqueciendo con aportaciones particulares de las personas que sienten, al poner su pedacito de alma...

******

"En la vida hay tiempos en los que solo hay preguntas, y tiempos inesperados en el que llegan las respuestas."

http://www.lacoctelera.com/sinheroenicielo/post/2006/09/14/-las-nueve-revelaciones-

Camilo dijo...

Dulce: Efectívamente. Así también creo que los blogs son como los libros: trocitos de alma dando de comer a otras almas (o espíritus o lo que sea). Gracias. Ahora voy a ver el sitio.

MJ: No puedo acceder a tu blog. Ya no me queréis? Si soy buenooooo!

soleil dijo...

Camilo estoy esperando que dés rienda suelta a tu corazon y vuelvas a escribir