domingo, 7 de enero de 2007

Redecora tu vida?


Tienes 40; 2 hijos, una hipoteca y varios viajes programados. Estás en medio de la vorágine. Un día pasa algo que te hace replantearte todo. Y piensas "¿por qué trabajo tanto?, ¿quiero esa casa? ¿mis hijos necesitan todas esas actividades? ¿tenemos que gastarnos tanto dinero en viajar?" Y luego sigues: "Si no gastase tanto, si no trabajase tanto, ¿qué haría con mi tiempo?; es más, ¿qué haría con todo el cerebro que liberaría?. Y esto sin hablar de todo lo que me compro: movil, portatil, cámara, video-cámara, home-cínema, coche, otro coche... ¿qué más?El caso es que ya tendría tiempo para leer o para pintar o para pasear en el campo. Sobre todo más que tiempo, tendría calma para hacerlo. Y con tiempo y calma podría pensar en si la sociedad en la que vivo me gusta o no; quizá me metiese en una organización de esas que cuestionan esta sociedad. Podría... pensar...
"Pero...cómo saco a mis hijos del cole ese que me cuesta una pasta y que no tengo ni idea en realidad de si es mejor que una escuela pública y donde sólo me garantizan que todos los niños son como mis hijos.Y cómo les digo a mis vecinos que no necesito la piscina, la barbacoa, la parabólica, el supercoche y que me voy a dedicar a criar tomates.Y sobre todo, cómo se lo digo a mi pareja. Ahí sabré si es la pareja de mi vida, según reaccione. Si me manda al psiquiatra es que o estoy realmente loco o está conmigo como está con su mesilla de noche. ¡Glúpita!.
"Y si fuera mi pareja quien me lo planteara, ¿cómo reaccionaría yo?"

5 comentarios:

zalakain dijo...

El artículo me ha gustado, pero el tuyo es mejor. Jo, qué pelota que soy, tío, eh?

Camilo dijo...

Muchas gracias, Zalacaín. Uno se pregunta hasta cuándo aguantará con estas chorradas que llenan la vida. Con la de libros que tengo pendientes de leer!

LB dijo...

Hola, Camilo! Gracias por visitar nuestro blog! Creo que todos nos planteamos en algún momento u otro a dónde vamos a ir a parar con tantas necesidades que el exterior crea e inventa para nosotros...y no somos conscientes de como esto va afectando nuestras vidas. Estoy leyendo (síii me propuse dedicarle más tiempo ala lectura) Inteligencia Social de David Goleman y dice sobre la tecnologia, el Ipod y todo lo que ello implica "todas estas tendencias indican la lenta desaparición de oportunidades para que las personas se relacionen"---por otro lado, si no tenés un Ipod o no tenés una casa determinada no sos nadie y quedás afuera de algunos grupos, pero está en cada uno ponerse las prioridades, no?
Saludos desde Buenos Aires!

pensando con el corazon dijo...

Este me ha gustado!!!!

Primero, he ido a IKEA una sola vez.. y me arrastraron.. y yo arrastré a la compañia hasta la salida... NO SOPORTO LOS CENTROS COMERCIALES!!!!!!!!

Soy rara, me gustan la cosas bonitas, no lo niego, pero el consumo... lo detesto.. Es cierto que todos estamos inmersos en esta sociedad, pero estoy segura que podemos hacer mucho más...

Hay algo tremendo en salir un sábado por la mañana y encontrar atascos a la puerta de los centros comerciales!!!! Vamos, las parejas con los hijos van y en lugar de irse al campo... ala!!!! a comer hambuerguesas al centro comercial!!!

Lo que te digo Camilo, mucho más económico y placentero, sentarse en la hierba a que te de el solito mientras los hijos juegan al balón o se montan una tienda de campaña con palos...

Eso lo hemos vivido muchos de nosotros y es nuestra responsabilidad, hacerselo ver a nuestros hijos..
No hace falta tener la piscina en casa... es suficiente una manguera.. no necesitamos el jardín, está el campo esperándonos... y no es preciso un gran coche...todos llegan si sabes conducirlos..

Camilo dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Creo efectívamente que la vida es más sencilla que todo lo que nos cuentan.