viernes, 1 de diciembre de 2006

Gatos Abandonados

El otro día hablaba con un compañero acerca de esas personas que te atraen por la lástima que dan, aunque apenas las conoces, como a gatos abandonados. Comentábamos que esto se da mucho. El problema es que si te implicas demasiado, acabas hecho polvo, o con una relación que no deseabas. A estas personas hay que animarlas, apoyarlas y motivarlas, pero nunca liarse con ellas. Primero porque si siguen en la misma linea, te acaban hundiendo con ellas; segundo, porque si salen, puede que su personalidad "sana" no sea la que tú esperabas.
Lo mejor es implicarse con alguien que te muestre su realidad. Luego, ya depende de lo que te guste, pero ante todo, que sepas lo que hay.

No hay comentarios: